sábado, 23 de agosto de 2014

La crisis de la recolección de desechos sólidos en el Municipio Baruta, mucha basura y poca información, @kiko2004



El problema de la recolección de basura (desechos sólidos) en el Municipio Baruta se ha convertido en un problema de salud pública (no es el único), todas nuestras urbanizaciones y zonas populares se quejan reiterativamente de la falta de un sistema eficaz y eficiente de recolección de basura, a excepción de dos o tres lugares que han ejercido una presión muy fuerte sobre la Empresa Fospuca, encargada del servicio, y la Alcaldía de Baruta, alegría de tísico para estos afortunados, pues si todos ejerciéramos la misma presión, estamos seguros que Fospuca no podría responder adecuadamente.

Haciendo un poco de historia

Fospuca culminó su contrato de 20 años, como concesionaria del servicio en el Municipio en el mes de mayo de 2014, con suficiente tiempo nuestras autoridades municipales prepararon una Licitación Pública para renovar la concesión, la cual fue declarada desierta, pues ninguna de las Empresas invitadas presentaron oferta, incluida Fospuca.

En vista del fracaso del proceso de licitación, la Alcaldía de Baruta con la aprobación de la Cámara Municipal, proceden a firmar un Contrato con vigencia de 6 meses, renovable por 6 mas, para poder continuar con el servicio. En un vistazo inicial de este contrato, un grupo de vecinos que lo están estudiando lo han considerado como leonino a favor de Fospuca y muy perjudicial para el Municipio.


Importante destacar, que muchos vecinos y organizaciones civiles han criticado a lo largo de los años la gestión de Fospuca por incumplimiento, falta de unidades de recolección, eficiencia del servicio, entre otras cosas, aunque entendemos que no toda la responsabilidad puede y debe recaer sobre la concesionaria.

Situación actual

El pasado miércoles 20 de Agosto, tuvimos la oportunidad de escuchar la intervención del Concejal Omar Villalba, Presidente de la Comisión de Ambiente de la Cámara Municipal de Baruta en la reunión ordinaria de la Red de Consejos Comunales y Asociaciones Civiles de Baruta. Enumeramos algunas consideraciones referidas por Omar Villalba y otros vecinos asistentes:

1. Baruta requiere de 40 camiones recolectores para ofrecer un servicio de primer mundo, hablamos de camiones de 25 pies con capacidad de recolección de 18 Toneladas. Criterio establecido por la norma ISO 9001 sobre el tema.

2. Fospuca requiere para ofrecer un servicio “aceptable” de 23 camiones mas 6 de reserva para afrontar contingencias y reparaciones de las unidades.

3. Fospuca cuenta en estos momentos con 7 camiones de 25 pies (18 Ton) y uno de 21 pies con capacidad de recolección de 14 Toneladas de basura.

4. Fospuca tiene alquilados 6 camiones a otras Empresas, a un costo muy alto, pero que solo permiten cargas de 6 a 8 Toneladas por cada viaje.

5. No existe una estación de transferencia de basura en la Gran Caracas, en consecuencia los camiones tiene que desplazarse 60 Kilómetros hasta el relleno sanitario de la Bonanza en Charallave para descargar su contenido, esto implica que cada camión puede hacer una ruta diaria, antes lograban hacer al menos dos y hasta tres rutas diarias.

6. En la flota de camiones disponibles, existen unidades paralizadas por falta de repuestos, no se consiguen cauchos y baterías, otras unidades han sido canibalizadas para mantener parte de la flota operativa.

7. El monto del servicio que pagamos en la Factura de Serdeco, no cubre los costos, la Alcaldía paga adicionalmente en promedio Bs. 14 millones mensuales a Fospuca, estamos hablando de 168 millones de bolívares anuales, lo que representa aproximadamente el 15% del Presupuesto de gastos del Municipio.

8. Fospuca no tiene acceso a dólares para importación de unidades nuevas y repuestos a ninguna tasa de cambio.

Algunas inquietudes surgidas en la reunión: 

1. Con el Contrato firmado por 6 meses renovable, la Empresa pierde su carácter de concesionaria y pasa a ser un Contratista mas de la Alcaldia, la diferencia entre una figura y otra es que el Concesionario paga por prestar el servicio, el Contratista cobra por prestar el servicio.

2. Quién garantiza que Serdeco transfiere las cantidades cobradas a los usuarios por el servicio, quien audita a Serdeco?

3. Por que esperar hasta comienzos del próximo año (2015) para volver a sacar a Licitación Pública la Concesión del Servicio?

4. El problema de la recolección de desechos sólidos es un problema de salud pública y mas importante, un problema de educación

5. Hay denuncias que en Serdeco, los cajeros te preguntan si además de pagar la electricidad quieres pagar el Aseo Urbano, medida de presión para disminuir la recaudación

6. Inaceptable la falta de información de parte de la Alcaldia sobre el grave problema que confrontamos sobre la basura

7. La basura es un tesoro, la campaña de reciclaje de desechos sólidos no es una prioridad de nuestras autoridades municipales

8. Las organizaciones vecinales deben involucrarse en este problema, para lograr un mejor servicio, la contraloría social es muy importante

9. El caos e ineficiencia en el servicio, tiene como principal responsable al gobierno central, de tal manera que forma parte del plan de desmantelamiento de alcaldías y gobernaciones

10. El mismo problema lo confrontan la mayoría de los 335 Municipios del país, sin distinción de color político

Conclusiones

En respuesta al grave problema de la recolección de desechos sólidos en el Municipio Baruta, la Red de Consejos Comunales y Asociaciones Civiles de Baruta conformaron una Comisión integrada por vecinos, ingenieros, administradores, arquitectos y abogados para que estudie el problema y recomiende todo un paquete de soluciones consensuadas con la Comisión de Ambiente de la Cámara Municipal y la Dirección de Areas Verdes de la Alcaldía.

La Comisión recién constituida evaluara el lanzamiento de una campaña de información y educación ambiental sobre el tema.

No se descartan acciones contundentes de protesta, a través de comunicados y acciones de calle para denunciar la situación del servicio.

Lecciones cubanas, por @trinomarquezc

Trino Márquez Jue Ago 21, 2014
@trinomarquezc

Maduro está cercado por problemas ante los cuales no posee ni la más remota idea de cómo resolverlos. Lo único que sabe es que debe mantenerse bajo la tutela de los militares, los cubanos y los chinos para seguir sobreviviendo. Esos grupos son los propietarios de su póliza de seguro.

La duda y la parálisis son características esenciales de su precaria gestión. El heredero promueve la renuncia de su Gabinete, acto protocolar al que los gobiernos acuden para introducir algún giro importante en su política interna, cuando ya han establecido cuáles son los cambios y quiénes las personas que los conducirán. En su caso, pasan los días sin que el país se entere cuáles son esas reformas y quiénes los agentes que las promoverán. Así de superfluo e intrascendente es este gobiernito. Da exactamente lo mismo que los ministros estén en sus despachos a que no estén. Todo el mundo sabe, incluidos los rojos, que la sede del Poder no se encuentra en Miraflores, sino en Fuerte Tiuna, La Habana y Bejín.

El “zar” de la economía, Rafael Ramírez, anuncia que el Gobierno avanzará hacia un cambio único y que aumentará el precio de la gasolina y de algunos servicios, con el fin de equilibrar las cuentas públicas. En el debate interno lo derrota, no algún ministro de la economía, sino el canciller Elías Jaua, representante de la izquierda dura, radical, y candidato perdedor en las pasadas elecciones de gobernador en el estado Miranda. El cambio único quedó sepultado; y los incrementos, postergados. Las empresas de la CVG se convirtieron en un despojo. Algunas de ellas saldrían más baratas regalarlas que continuar manteniéndolas, pero el PSUV se niega a soltar esas agencias de empleo donde abundan el clientelismo y los negocios turbios a expensas del Tesoro Nacional. El país que se arruine, lo importante son las finanzas de los dirigentes oficialistas. La inflación, la escasez y el desabastecimiento mantienen cercados a los venezolanos. Maduro lo único que atina decir es que el sector privado no quiere producir de acuerdo con la demanda porque los empresarios son apátridas. Los médicos y enfermeras de los hospitales públicos y las clínicas privadas proponen declarar la emergencia sanitaria. Se busca que el Ejecutivo se concentre en atender la grave situación del sector. El Gobierno responde que tal crisis es un invento de la oposición.

Las dificultades se encuentran en todos los campos. Sin embargo, constituye un error garrafal creer que debido a esos aprietos el Gobierno se ha debilitado y que estamos en presencia de una camarilla frágil, que -producto de su extravío y miopía- languidecerá progresivamente hasta extinguirse.

Los cubanos son expertos en gobernar en condiciones de extremas dificultades. Después del colapso y disolución de la Unión Soviética, cuando Rusia cortó abruptamente el subsidio a la tiranía de los Castro, la isla antillana entro en el “período especial”, eufemismo utilizado para maquillar el fracaso de treinta años de transferencias de recursos financieros y tecnológicos desde la URSS hacia Cuba. Durante cinco años el pueblo cubano padeció las limitaciones más severas. El hambre y la escasez, ya existentes, se agudizaron en toda la isla. Los únicos que siguieron viviendo con el lujo de siempre fueron los miembros de la nomenclatura: la jefatura del Partido Comunista Cubano. Durante esos años aciagos, el régimen organizado por los Castro no retrocedió, ni se debilitó un ápice. La rígida estructura del PCC se mantuvo incólume. Mientras el socialismo de todos los países de Europa del Este se derrumbaba, el comunismo cubano no varió. Los Castro demostraron ser despiadados, refractarios a los cambios, y más conservadores que una dinastía monárquica. Dos hechos resultan claves para comprender el anquilosamiento: el monolitismo del Ejército, cohesionado en torno a Fidel y a Raúl, y la ausencia casi total de una oposición política y social capaz de capitalizar el descontento del pueblo y ofrecerle una alternativa de cambio a la mayoría de los cubanos.

Después del “período especial” apareció la figura providencial de Hugo Chávez, quien sustituyó, y con creces, a los soviéticos. Fue mucho más magnánimo. Lo único que pidió el comandante es que los veteranos dictadores lo asesoraran para mantenerse en el poder indefinidamente. Los magos de la sobrevivencia aceptaron con gusto la petición.

En Venezuela puede ocurrir lo mismo que en Cuba. Una oposición dividida, narcisa y despistada, jamás estará en condiciones de desalojar del poder a la casta roja, por graves que sean los problemas del país.


Omar Barboza: “Venta de activos de PDVSA y aumento de la gasolina financiarían corrupción reinante en Venezuela”, por @partidoUNT

Prensa UNT 21 de agosto de 2014
@partidoUNT

El diputado y presidente de la fundación por la Democracia Social, Omar Barboza, fijó posición en representación de la tolda azul respecto a tres puntos fundamentales que empañan la economía de nuestro país: la industria petrolera, la posible venta de CITGO, y el posible aumento de la gasolina.

Barboza, acompañado por el también diputado y presidente ejecutivo de UNT, Enrique Márquez; la diputada al Parlamento Latinoamericano y vicepresidenta nacional del partido, Delsa Solórzano; y demás miembros de la dirección nacional de Un Nuevo Tiempo, expuso un par de datos como antecedentes del desastre económico que se está viviendo actualmente. Por ejemplo, la mala administración de los ingresos al país por las exportaciones petroleras; siendo el aumento de la deuda total venezolana, la escasez y la inflación contribuyentes activos de este hecho.

También informó que la falta de credibilidad económica reflejada por el gobierno ha derivado en acciones negativas, como lo es el caso de la disminución de la calificación del crédito soberano de Venezuela de (BB+) a (BB-) por parte de una de las cuatro agencias principales de calificación en China, Dagong Global Credit.

Política petrolera en Venezuela

Hace quince años, Venezuela producía 3 millones 500 mil barriles de petróleo al día y se ubicaba en el quinto lugar entre los países productores de petróleo. En la actualidad se encuentra en el puesto 13 y la producción diaria de petróleo estimada para el 2013 era 2 millones 489 mil barriles según cifras de la OPEP. Complementando esto, Venezuela cuenta con una capacidad de refinación total de 2 millones 800 mil barriles diarios, lo cual incluye procesamiento en el país; sumando a esto la capacidad de refinación de CITGO y lo que se procesa en la Refinería Isla, en Curazao.

Sin embargo, el país no está en condiciones de utilizar su capacidad total de refinación por diferentes razones; primero, la producción de crudo no ha aumentado; el consumo en hidrocarburos líquidos (740 mil barriles diarios) requiere el uso de 870 mil barriles diarios de petróleo crudo. Venezuela mantiene un saldo de suministro de 534 mil barriles diarios a China, con un precio fijado en Singapur y no en Venezuela. Cabe reseñar que “el valor del 70% es para abonar a la deuda con los compradores.” Sumado a eso, los envíos del crudo a Cuba, quiénes reciben 110 mil barriles diarios, representan una pérdida absurda. Cuba y los países firmantes de Petrocaribe solo cancelan el 20% de barriles y el resto es a 25 años, contando con dos años de gracia y un interés de 1%; lo cual se traduce en que el recibo emitido por el 80% del valor de la factura tiene un valor igual a cero.

El diputado exigió contundentemente tres rectificaciones a fondo de la política petrolera venezolana, “primero, manejar la industria con criterio gerencial, no atada a compromisos políticos. Que el Estado venezolano utilice los ingresos para que, a través de organismos competentes, se ejecuten las políticas sociales que sean necesarias. Segundo, una política del aumento de la producción que nos haga capaces de aprovechar nuestra capacidad instalada de refinación. Y tercero, eliminar los regalos que hace el gobierno, señalados anteriormente, y reducir nuestras expresiones de solidaridad a lo que las necesidades nacionales nos permitan.”

CITGO

El presidente de la fundación por la Democracia Social indica la importancia de la refinación del petróleo, pues sin esta el mismo no tendría uso. Añade que es de interés nacional “no quedarse en la situación de simples productores de materias primas. Convertirnos en importadores de bienes manufacturados provenientes de nuestras propias materias primas es lo ideal.”

Lo que justifica la presencia e importancia de CITGO es que forma parte de la política de dar valor agregado a las materias primas producidas en nuestro país, y busca mercados a los productos finales de esta actividad, asegurando dichos mercado a los crudos pesados.

Barboza argumenta que es falsa la tesis de que CITGO no da ganancias, “de acuerdo al Comisario de PDVSA en su informe 2013, esa empresa desde 1998 a 2013 ha dado un total de dividendos de 9.357 millones de dólares.” Es importante tomar en cuenta que los dividendos siempre son inferiores a las ganancias totales, de las cuales se deben apartar depreciaciones, impuestos y para otras inversiones.

El diputado sentencia y denuncia que “además de nuestro interés en defender este patrimonio, cuya venta sería una manera de iniciar la privatización de PDVSA, creemos que esa decisión consolidaría el fracaso de la política económica y de la política petrolera del actual gobierno. Denunciamos que la posible venta está motivada por los problemas de Caja que ha generado la mala administración de la industria petrolera”.

Barboza afirmó en nombre de Un Nuevo Tiempo que la posible venta de CITGO es contraria al interés nacional, y que todos los venezolanos debemos rechazarla, “a través de un Referéndum Consultivo debemos oponernos a la venta de ese importante activo de Venezuela.”

Gasolina

El origen de los precios bajos de los combustibles en Venezuela viene de la Junta de Gobierno de Venezuela por Decreto, en 1945, cuando se redujo el impuesto a la gasolina a menos de un céntimo de bolívar; justificando esta medida como garante del desarrollo industrial de la Nación y el bienestar material de todos los venezolanos.

Un Nuevo Tiempo afirma que la única justificación a un incremento al precio de los combustibles es “dentro del contexto de una rectificación a fondo de la política económica y petrolera, que garantice beneficios a todos los venezolanos.”

Barboza añade que el aumento de la gasolina es “consecuencia de la necesidad de tapar un hueco fiscal que ha creado el despilfarro, la incapacidad gerencial y la corrupción.”
El diputado añade que cuando se habla de que el resultado del aumento se destinará a las misiones sociales, “lo que se propone es cambiar un subsidio directo a toda la población, por un subsidio indirecto con un destino final no controlado.”

Un Nuevo Tiempo denuncia que este aumento de la gasolina es parte del paquetazo del gobierno de Nicolás Maduro, “que tiene que ver con el incremento de las tarifas eléctricas, cuando continúan los apagones; del alto costo de la vida, con una escasez general agravada en el caso de las medicinas, además de la inseguridad ciudadana superior a la de los países que se encuentran en guerra. Con una corrupción tan galopante que obliga a cerrar las fronteras, porque no consiguen los funcionarios civiles y militares que las custodien honestamente.”

Omar Barboza, en nombre de UNT concluye contundentemente su oposición al aumento de la gasolina, pues eso solo serviría para financiar el fracaso económico y la corrupción.


Citgo ¿hay que venderla? Por Miguel Mendez Rodulfo

Miguel Mendez Rodulfo 22 de agosto de 2014

Citgo es una empresa norteamericana, centenaria, con presencia global; hoy día es una propiedad venezolana fruto de la estrategia de internacionalización efectuada por Pdvsa en los años 80. Es notable destacar que para su adquisición no salió ni un céntimo de Venezuela. El capital para la compra de sus activos provino de financiamiento externo que se obtuvo dando como garantía los activos de Ruhr Oel y Nynas, así como de suministro petrolero a cambio de acciones. La compra de Citgo por Pdvsa obedeció a la necesidad de colocar los crudos pesados venezolanos, los cuales por su alto contenido de metales pesados no conseguían (y aún no consiguen) refinerías de conversión profunda para que los procesen y generen una cantidad adecuada de refinados y poco residual.  Dada esta desventaja el precio de estos crudos en el mercado es inferior.

Al invertir en refinerías capacitadas para procesar esos crudos, Pdvsa elevó su valor como corporación energética, pues además de conseguirle salida a los crudos medianos y pesados (las reservas venezolanas están constituidas básicamente por estos crudos ya que la porción de crudo ligero tiende a disminuir dramáticamente) y de asegurar mercado, se zafó  de la restricción de la cuota OPEP; de manera que las inversiones hechas en Citgo son las que han permitido a la nación apreciar los crudos venezolanos en el mercado. Por otra parte un negocio como este, de alta ingeniería financiera, no podía concretarse sino mediante la táctica ganar-ganar; así Pdvsa convino en establecer unos convenios de suministro de petróleo basados en una fórmula de manera que aseguraran descuentos en la orden de compra de Citgo en la época de vacas flacas y sobreprecios en la factura de venta de Pdvsa, en la época de vacas gordas. Este mecanismo funcionó perfectamente en el tiempo, permitiendo que la filial dispusiera de capital para realizar sus inversiones y completara su conversión a un eficiente complejo de refinación profunda. 

Citgo Petroleum es un complejo que posee tres refinerías: Lake Charles en Louisiana, Corpus Christi en Texas y Lemont en Illinois; además tiene una en asociación con Lyondell Chemical en Houston. Posee además, tres oleoductos y 48 terminales de embarque. También es dueña de 13.000 estaciones de servicios. La Pdvsa roja rojita, vendió hace unos años Savannah en Georgia y Paulsboro en New Jersey, que eran parte de este complejo refinador. Al inicio de la compra de Citgo, para asegurar que sus planes de conversión, fueran un negocio rentable, hubo de hacerla competitiva, por lo que fue necesario dejar al frente de ella a un presidente norteamericano, con el conocimiento y las relaciones suficientes para sacar adelante al negocio, que se basa en ganancias marginales, pero que por su alto volumen asegura buenos dividendos, y sobre todo logra un mercado cautivo para el petróleo venezolano, permitiendo eludir la restricción de la cuota OPEP.

Citgo a lo largo de los años cumplió con creces los objetivos que se plantearon cuando se planificó su adquisición como parte de la política de internacionalizacion petrolera, de la que Pdvsa fue pionera mundial (Arabia Saudita, luego haría inversiones en USA): acceso seguro a un mercado internacional, colocación para los crudos pesados de la faja y generación de ganancias. Aunque el régimen en 2005 también tuvo intención de vender a Citgo, las circunstancias actuales que impulsan su venta no obedecen a otra cosa que a la necesidad imperiosa de tener flujo de caja. Este gobierno estrafalario, dilapidó las ingentes sumas que proveyó el petróleo para asegurar sus triunfos electorales mediante un reparto político abusivo y desproporcionado. Hoy las arcas fiscales están quebradas y el gobierno apela a la liquidación de activos estratégicos como Citgo, aunque ello ponga en serio peligro la venta futura del petróleo de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Miguel Méndez Rodulfo

Caracas, 22 de agosto de 2014

El ciudadano y su rol frente a la crisis de la Basura en algunos municipios, por @carome31

Carlos Romero Mendoza 22 de agosto de 2014
@carome31

La crisis en la prestación de servicio de recolección de residuos y desechos sólidos que impacta a varios municipios del país, demanda no sólo de información adecuada y oportuna, sino de un plan de respuesta que logre aminorar esos problemas que hacen de la crisis un obstáculo en la tarea garantizar una buena gestión pública.

En la búsqueda de esas acciones oportunas, reales y viables para enfrentar esa crisis en la recolección de la basura, los vecinos jugamos un papel esencial, que además, es reconocido en la Ley de Gestión Integral de la Basura, aprobada el 30 de diciembre de 2010.

En principio la Ley es bien amplia en cuanto a los actores que pueden participar en la definición, ejecución, control y evaluación de la gestión y manejo integral de los residuos y desechos sólidos, en tal sentido la única exigencia que hace es que esos actores tengan la capacidad y responsabilidad para participar.

Por lo tanto, cualquier persona jurídica o natural, puede participar en la elaboración de planes, programas y proyectos en esta materia, previo convenido expreso con las autoridades respectivas; criterio que se reitera, cuando la Ley desarrolla la contraloría social, pues si bien allí establece que una de las formas de hacer contraloría es a través de los Consejos Comunales, advierte también, que cualquier comunidad o grupo social organizado que desarrolle actividades de contraloría pueden también ejercer en esta materia, este mecanismo de participación.

La garantía al derecho de participación ciudadana en esta materia, está expresamente señalado cuando el legislador advierte que las comunidades organizadas podrán insertarse en el proceso de toma de decisiones de las distintas actividades que tengan que ver con el manejo de los residuos y desechos sólidos, en coordinación con las respectivas autoridades y dentro del marco legal.   

Esa pluralidad de actores, pareciera verse restringida cuando el artículo 11 de la Ley omite al ciudadano como integrante de la organización institucional para la gestión integral de los residuos y desechos sólidos.   Entre estos integrantes menciona a los órganos del poder público nacional, estada y municipal; al poder popular y a las empresas socialistas para la gestión de los residuos y desechos, por último incorpora un actor que es Consejo Nacional para la Gestión de los Residuos y Desechos.

Ante esta situación, el propio legislador, obligó expresamente a interactuar con las comunidades de manera que se pueda garantizar el conocimiento, discusión y manejo de asuntos relacionados con la prestación del servicio, para mejorar calidad, eficiencia y eficacia; los temas relacionados con el sistema tarifario, modificaciones o ajustes de tasas por los servicios y aquellos aspectos que requieren de respuestas a los requerimientos de las comunidades con relación a la gestión y manejo de los residuos y desechos sólidos.

En conclusión, el espíritu de esta ley garantiza una plural participación que facilita políticas de inclusión social, y además brindan suficiente información jurídica que favorece la tesis de la oportunidad que tienen los Municipios de convocar a un Cabildo Abierto para que entre autoridades y ciudadanos, se encuentren para analizar el problema de la Basura y construir propuestas que logren aminorar las consecuencias de una crisis que en esta materia, puede convertirse en un problema de salud pública, según sea el nivel de la crisis.

Por otro lado la misma Ley cuando garantiza el derecho a acceder a la información y obtener datos relacionados con el manejo integral de residuos y desechos sólidos,  genera en consecuencia otro elemento favorable para la tesis del Cabildo Abierto, pues resulta un mecanismo idóneo, además constitucional, para intercambiar información, facilitar la participación y buscar posibles soluciones.

Sin duda alguna esta Ley facilita la inclusión social y la oportunidad de promover espacios de participación para que ciudadanos y gobiernos locales trabajen en conjunto en la tarea de enfrentar la crisis y abordar con mayor legitimidad las causas de las mismas.

Estas acciones y la exigencia de incluir la voz del ciudadano en la búsqueda de soluciones a la crisis, es parte de la ruta que hay que seguir para hacer respetar nuestro derecho a acceder a un servicio de aseo urbano eficiente, eficaz y que además, permita a todos por igual, disfrutar de espacios públicos libres de residuos y desechos.

Nuestra participación nos hace ejercer nuestro rol ciudadano en la tarea de garantizar la mayor protección posible de la salud y el ambiente, frente a los riesgos o daños que se pueden producir durante las operaciones de gestión de los residuos y desechos sólidos.

Por último, el legislador consciente del rol ciudadano, dejó expresamente señalado nuestro derecho a acceder a la formación y capacitación básica que permita una cultura de producción y consumo ambiental más responsable, en otras palabras, advirtió que para mejorar nuestra participación y con ella lograr una mejor cultura ambiental la educación ambiental es esencial, incluso desde la Ley orienta esa educación no sólo a la población en general sino que la ubica desde el propio contenido del currículo escolar.

En conclusión, la normativa que regula el tema de la Basura, facilita el diseño de cualquier plan municipal que aborde de manera estratégica la sensibilización de los vecinos y las posibles acciones para enfrentar una crisis que es evidente y notoria.  Además, alimenta la tesis que tal propuesta puede tener como espacio institucional, además constitucional, la figura del Cabildo Abierto, lo cual es coherente con el principio de una Administración Pública al servicio del ciudadano y por demás, responsable.

Carlos Romero Mendoza.

@carome31

viernes, 22 de agosto de 2014

Aprendices de brujos revolucionarios, Vladimiro Mujica


Por Valdimiro Mujica, 21/08/2014

Hay algo en la sicología de los autoproclamados revolucionarios y campeones de la causa del pueblo que es profundamente perturbador: la inhabilidad para admitir sus propias limitaciones y entender el valor del conocimiento no como una palabra que se acomoda a voluntad hasta desproveerla de todo sentido, sino como algo asociado al estudio y al desarrollo del talento.

Tal parece que sentirse miembro de una especie de raza cósmica de elegidos les confiere un derecho innato a saber de todo y a incursionar en cualquier dominio del saber sin otra herramienta que la voluntad. Por supuesto que la realidad y las complejidades de la existencia humana en un mundo donde la ciencia y la tecnología tienen un rol predominante, no se prestan a la manipulación de los aprendices de brujo revolucionarios, pero en el camino pueden destruir, y de hecho destruyen, valores, instituciones y logros que son el resultado del quehacer colectivo de la sociedad.

La condición de chavista, pseudorevolucionario o autodesignado intérprete del pueblo no se traduce en mejores ingenieros, ni mejores médicos, ni mejores científicos. En realidad no se traduce en ser mejor en ninguna actividad que requiera del conocimiento como condición sustantiva de su ejercicio.

Si no por otra cosa más profunda, por la simple razón de que el voluntarismo no construye conexiones neuronales ni comprensión. El voluntarismo y sus primos cercanos, la irresponsabilidad y la piratería, conducen con frecuencia el desastre de la empresa que se acometa. La piratería revolucionaria de la oligarquía chavista es la responsable directa, junto con la inevitable corrupción que surge al amparo del exacerbado control de la sociedad, del deterioro que se respira en todos los espacios públicos de Venezuela.

Todo esto viene a colación porque mi capacidad de asombro es puesta nuevamente a prueba frente a una de las últimas invenciones de la creatividad populista infinita del régimen de desgobierno que impera en Venezuela. Copio directamente, citando la fuente respectiva para evitar cualquier confusión respecto al contenido de la información, unas declaraciones de la profesora Alejandrina Reyes, viceministra de Planificación y Desarrollo Académico del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPEU), quien recientemente moderó, junto al equipo de Gestión Comunicacional de ese espacio, el programa Pueblo Universitario, producción para radio que sale al aire semanalmente por el dial de Alba Ciudad 96.3 FM. Cito pues: “Reyes respecto a la Planificación Académica en el trabajo directo con las instituciones universitarias, esbozó para las usuarias y usuarios que “se ha desarrollado un Plan Nacional de fortalecimiento al área curricular denominado Jornadas Nacionales de Curricultores y Curricultoras, siguiendo el legado de nuestro Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías de democratizar el conocimiento, promover la inclusión en esa toma de decisiones de manera que lo curricular no puede ser solo un tema de expertos, porque éste tiene una intencionalidad y trata de promover que esos contenidos curriculares para la formación de nuestros profesionales, estén a tono con la Constitución de República Bolivariana de Venezuela, el Plan de la Patria y por supuesto, fomenten eso que nos señala este Plan de convertir a Venezuela en un País Potencia” Resulta pues que lo curricular no puede ser un tema de expertos, sino que al igual que en los temas de aguas, salud, ciencia y tecnología, es necesario construir una ficción comunicacional y política de supuestos cultores populares. No se trata por supuesto de negar la importancia de la educación ciudadana sobre temas tan importantes, asunto que debería ser un deber primordial del estado y la sociedad en su conjunto, pero no se necesita mucha creatividad para imaginarse el grado de preparación y formación de los así llamados curricultores y curricultoras, en cuyas manos caerá la discusión sobre el tema curricular de nuestros centros de enseñanza. Ni siquiera se tomaron la molestia de crear un neologismo menos monstruoso. La fulana palabreja podría perfectamente referirse a los cultores del curry, dado el hecho de que la palabra curriculum no puede ser dividida porque carecería completamente de sentido. Pero estas pequeñeces por supuesto no preocupan a nadie en el gobierno.

Mientras se practica la operación de ficción populista y demagógica de pretender que de todo se puede discutir y conocer sin tomarse el trabajo de aprender, el régimen mantiene en total oscurana al pueblo venezolano sobre temas absolutamente sustantivos para el presunto avance del Plan de la Patria, o cualquier otro plan de gobierno si al caso vamos, como por ejemplo el manejo de los dineros públicos y la enorme tajada de recursos que el gobierno maneja discrecionalmente al calcular el precio del petróleo a un precio inferior al del mercado en la elaboración del presupuesto de la nación. Un detallito sobre el que sin duda convendría la intervención de los ojos de un pueblo informado.

Mientras tanto, esperemos las recomendaciones cada vez más parcializadas y destructivas de la posibilidad de seguir pensando con libertad que nos traerán nuestros curricultores y curricultoras. El futuro de Venezuela País Potencia está a buen resguardo.

Pecados de omisión, por @luisaconpaz

Luisa Pernalete agosto 20, 2014

Los católicos cuando rezamos el “Yo pecador”, pedimos perdón por haber ofendido a Dios de “pensamientos, palabras, obras u omisión”, sin embargo, sólo de verdad solemos ver las malas acciones pero no vemos las acciones buenas que hemos dejado de hacer, y, por omisión también se peca.

Consideremos, por ejemplo, que dejar de ayudar aun niño o una anciana a pasar la calle, puede ocasionar un accidente fatal para esa persona. No advertir a un despistado que se va a llevar algo por delante, también puede ser grave. Ver un choque con posibles heridos y no tender la mano o no llamar al 171, puede significar la muerte para los heridos. No escuchar a alguien angustiado por el último hecho de violencia que fue objeto, es perder la ocasión de contribuir con el ánimo salvador para esa persona.

Veamos incluso cosas más pequeñas, dejar de saludar o contestar un saludo es menospreciar al otro: no vale ni un saludo para nosotros. Dejar de tomarnos una medicamento puede interrumpir el tratamiento y continuar con la enfermedad.

Olvidarnos del cumpleaños de un ser querido puede ser terrible para el olvidado y para el olvidadizo también, pues se interpretará como falta de cariño y hasta cosas peores. No serán pecado pero esas omisiones tienen consecuencias.

Para efectos de la solución de problemas o prevención de los mismos, dejar de ir a la reunión del condominio puede suponer que mis buenas opiniones no sean tomadas  en cuenta y el problema del edificio siga. No ir a la reunión de padres y representantes puede significar que la violencia escolar se agrave y mi representado sufrirla, puesto que ni me enteré de  la luz roja encendida.

¿Qué es la impunidad sino un pecado de omisión? Impunidad es falta o delito sin culpable y culpable sin sanción, y ya se sabe, la impunidad modela conductas, genera más violación de la norma. Cuando en el hogar los  padres, no defienden al hermano pequeño que ha sido agredido por el más grande, provocará doble daño: la víctima se sentirá no querido, indefenso, y el victimario creerá que sus acciones no tienen consecuencias, un daño para su vida futura.

Igual pasa en la escuela. El maestro o maestra que minimice las acciones de acoso escolar, desmoralizará a la víctima y empoderará al victimario. Eso, en plena edad de formación, es grave para ambos. También ocurre en la sociedad: Venezuela está sufriendo las consecuencias de la impunidad que ha envalentonado al delincuente, pues matar no es sancionado sino en muy escaso porcentaje. La impunidad es pecado de omisión, porque se deja de hacer justicia.

Tener decenas de ventajas en una región como Guayana –mineral de hierro, bauxita, un río navegable, puertos instalados, energía hidroeléctrica, capital humano-, y no invertir en las empresas básicas, es un pecado de omisión con graves consecuencias no sólo para los trabajadores, sino para todo el país. Por omisión también se peca.


Recibido por correo.

Un boquete dentro de la polarización, por Nicmer Evans

Nicmer Evans 21 de agosto de 2014

Según la encuesta nacional Ómnibus desarrollada por Datanalisis y recogida entre el 10 y 26 de julio de 2014, el autocalificado chavismo en promedio este último año representa el 33,9% del electorado nacional, mientras que Delphos habla de 36,7% en un estudio de similar fecha de recolección de información a nivel nacional.

En estos mismos estudios, para Datanalisis en promedio los autodefinidos de oposición son el 23% de los encuestados, mientras que los que no se califican en ninguna de estas dos categoría equivalen al 37.9%. Para Delphos el "no chavista" es del 35.8% y los indefinidos del 27.4%.

Si contrastamos estos resultados con los mostrados en diciembre de 2013 por Hinterlaces a través de su Monitor País, donde el chavismo se expresaba como el 46% de los venezolanos, la oposición como el 26% y los indeterminados como 24%, podemos (a pesar de la diversidad de las fuentes y alguna disparidad en las cifras) concluir que algo está sucediendo en las preferencias políticas del venezolano y existen nuevas demandas.

Pero eso no es todo. Si sumamos a esto unas nuevas categorías que introduce el mismo estudio de Datanalisis donde se expresa dentro de la muestra del chavismo que: El 60.2% se define chavista y madurista por igual, el 33.9% se define chavista pero no madurista, y el 2.3% se define madurista pero no chavista, la fotografía se hace aún más compleja.

Y por último si incorporamos los resultados sobre la pregunta ¿Quién representa la mejor opción política en la actualidad? hecha por Datanalisis en el campo de julio, donde la muestra de 1298 personas encuestadas a nivel nacional respondió: a. La oposición representa la opción más confiable para resolver los problemas del país 38.6%, b. Es necesario que dentro del oficialismo se presente otra opción de liderazgo diferente a Nicolás Maduro para resolver los problemas del país 19,2%, c. Nicolás Maduro representa la opción más confiable para resolver los problemas del país 18.9%.

Podríamos concluir que:

1.    Las acciones de gobierno, erroneamente han ido descapitalizando paulatinamente al chavismo, generando una baja importante de autodefinición chavista producto del extravío de acciones difícilmente definibles como socialistas y chavistas. Sin embargo aún sigue siendo determinante el hecho de que el chavismo llegó para quedarse un largo tiempo dentro del sistema político venezolano.

2.    Aun cuando la oposición ha tratado de capitalizar el descontento dentro del chavismo, es poco lo que ha logrado, entre otras cosas por su desconexión con la realidad de las bases populares, además de sus rencillas internas que van generando deslegitimación como proyecto alternativo real.

3.    Se abre un boquete político dentro de la polarización, que evidencia el distanciamiento de las cúpulas políticas de las actuales demandas populares.

4.    Es dentro del chavismo que puede, debe y está emergen una opción real que pueda conducir a buen puerto los destinos del país.

5.    Es un error absoluto por parte de la cúpula del gobierno criminalizar y perseguir al chavismo crítico que está asumiendo un posicionamiento propositiva y no personalista dentro de la opinión pública venezolana.


La MUD y las ONG, por ARMANDO JANSSENS

ARMANDO JANSSENS 16 DE AGOSTO 2014

Parece estar clara la necesidad de repensar la conformación y la gestión de la Mesa de la Unidad. Hoy en día, está exclusivamente conformada por partidos políticos, lo que parece una limitación innecesaria y que mostró su creciente debilidad y pérdida de reconocimiento social. Por todas partes surgen propuestas de ampliar sus referencias, incluyendo hasta donde sea posible a otros actores de la sociedad civil y política,  y así hacer un gran acercamiento a la población en general.

En esta dinámica,  se habla de la eventual incorporación o ampliación de la MUD, abriéndose a sindicatos, cooperativas y las distintas cámaras de industriales, fundaciones y grupos de acción política, además de las muy nombradas organizaciones no gubernamentales que actúan en muy diversos campos. Sobre estas últimas y su eventual incorporación es donde tengo una posición diferente a tal propuesta.

Ante todo, vale aclarar que el término ONG cubre una gran variedad de iniciativas diferentes. Tenemos ONG de desarrollo social que desde hace años promueven programas muy diversos, prioritariamente en sectores populares. Además, hay numerosas iniciativas ligadas a la educación no formal y a la salud, igualmente de atención a niños, niñas y jóvenes en situaciones particulares o de riesgo. Al lado de ellas, existen las organizaciones de derechos humanos que tienen un alto nivel de credibilidad, conquistada a lo largo de los años. Y hoy en día, también conocemos los “observatorios” de muy variados contenidos que, con profesionales bien formados, siguen de cerca y de manera crítica la actuación pública de los organismos estatales y municipales.

Varias de estas organizaciones definen en su acto fundacional su posición no político-partidista y si no lo definen específicamente, el espíritu de su creación corresponde en general a tal enfoque. Hace años, como presidente de Sinergia, plataforma que agrupa a una gran cantidad de estas organizaciones, definimos con claridad: “Ni gobierno ni oposición, sino trabajo autónomo con la gente a la cual servimos”. Definición ampliamente aceptada y profundizada a lo largo de los años.

Es éste el elemento desde donde debemos definir nuestra posición ante la eventual invitación de la MUD. Podemos tener simpatía de cara a su futuro esfuerzo e, individualmente, identificarnos con sus planteamientos. Pero nuestras organizaciones sociales, en su gran mayoría, no pueden, sin más, identificarse con o integrarse a una estructura política de oposición.

Va en contra de su esencia, además de desconocer el sentir  y opinar de otros integrantes de su organización que más bien tienen una posición contraria, que también debe ser respetada.

No podemos, como organizaciones sociales, entrar en la dicotomía de “gobierno y oposición”, y agotar la realidad en estos dos conceptos. La realidad social en la cual vivimos es mucho más amplia y diversa que estos conceptos, es más holística y necesita un permanente diálogo, más allá de estas posiciones. Nuestro trabajo social supera, en buena medida, esta contradicción y se sitúa muy distanciado de ella. Cuando promovemos programas de emprendedores o capacitamos a las comunidades para eventuales desastres; cuando acompañamos a las víctimas de la violencia o estamos trabajando en programas de cuidado del medio ambiente; cuando promovemos programas para evitar la droga y el alcoholismo, estos términos de gobierno y oposición no dicen mucho, sino apuntan sobre divisiones que precisamente queremos superar.

Todo eso no excluye que si nos solicitan opinión sobre determinado tema, estemos a la orden para, a partir de nuestra experiencia y reflexión, aportar ideas y dinámicas en búsqueda del famoso bien común. Con mucho gusto estamos a la orden para cuando la MUD nos solicite opinión y colaboración en algún punto en especial. Igualmente, nos ponemos a la orden para cuando gente del gobierno nos solicite opinión y colaboración en determinado programa. Eso sí: ¡respetando nuestra autonomía básica y el fundamento de nuestra existencia!


Croniqueando sobre ¨Ciudadanos por la Unidad¨, por @olgak26

OLGA KRNJAJSKY 21 agosto, 2014
@olgak26

Arranco esta nota dejando clarito que esta es mi crónica. La mía. No escribo ¨por encargo¨ sino por motivación. Desde que publiqué Una Ciudadana en el Congreso de Ciudadanos, algunos se dieron a la tarea de ¨indicarme¨ -en amplísima gama de tonos- lo que debí decir, lo que no debí decir, cómo debí haberlo hecho y ¡válgame Dios! hasta los hubo que me dijeron que no debí haberla hecho en absoluto. ¡Vaya particular forma de interpretar la libertad…de otros.!

Dicho lo anterior, confío que a ésta que les voy a relatar, acompañe una larga ristra de otras crónicas sobre el mismo evento. Espero que sea así dada la cantidad de autodenominados ¨correctores¨ de estilo, forma, fondo y contenido. Eso sí, espero que la hagan en función de lo que vieron de forma directa y personal. Ustedes saben…aquello de ¨hablar con propiedad¨ …

Arranco pues:

El acto empezó poco después de las 10.30 en la llamada ¨Sala Experimental¨ de Chacao espacio abierto y multifuncional donde caben 150 sillas y se trajeron –así me informaron- otras 150. No sabría decirles si eso incluye el segundo piso.

No había pantalla, apoyo audiovisual, ni música.

Tampoco hubo cierre con papelillos.

Fue un acto verticalmente austero.

En la parte que funge de escenario, 20 sillas.

En el público no había ¨sitios reservados¨.

Vi gente querida que hacía tiempo que no veía, como José Quintero de Procatia con quien tantos trabajos compartí y me contó, entusiasmado como siempre es, los que tenía en proyecto; conocí finalmente en persona al querido Damian Pratt después de años de intercambio epistolar, compartí con Luis Trincado que tuvo la cortesía de regalarme la revista de la CausaR que en esta oportunidad es ¨Expediente contra la corrupción.

Anécdota aparte: Al preguntarle a Trincado la periodicidad de la revista, me hizo mucha gracia cuando me dijo que ellos no tenían, ni semanario, ni revista mensual, ni bimensual ni cosa parecida, sino que publicaban cuando podían por lo que lo llaman ¨ocasionario¨. Mi Ocasionario espera ser leído no bien termine la crónica. Gracias Luis.

Vi llegar a Roland Carreño pero se fue directo tras una puerta y no se si vio el acto en la sala de control o si estaba allí por otra diligencia en el complejo.

Viejos amigos de la Red de Veedores, al igual que en el Hatillo también vi a Benjamin Sharifcker. Estaba Américo Martin, amigos de otras agrupaciones como Emilio Nouel y Manuel Guevara, profesores universitarios, concejales y exconcejales, gente de organizaciones comunitarias, varios periodistas y un rango bien amplio de edades, tendencias, ocupaciones y oficios.

La moderación estuvo a cargo de Chuo Torrealba y Alonso Moleiro.

Ya por aquí el evento arrancó bien.

La palabra ¨pluralidad¨ fue el aire que se nos dio a respirar y la gama completa de los colores se nos hicieron ver sin filtros para bien apreciar todos los matices. No vi franelas de partidos políticos.

En esta oportunidad 17 son las páginas que estoy resumiendo de lo que dijeron 19 oradores ( 3 de los cuales fueron mensajes que nos llegaron por mediación de Chuo).

Quien dio inicio al acto fue Leonardo Morales y lo hizo- como si me hubiera leído el pensamiento- diciendo lo que llevaba rato averiguando por ahí. ¿Qué es eso de Ciudadanos por la Unidad?

CEPAZ invita: Incidencia de políticas públicas en Derechos Humanos, @CentroJAP



Complicidad fronteriza, por @PabloPerezOf

Pablo Pérez agosto de 2014

En muchas ocasiones lo he expresado: este es un gobierno que de todo arma un show y no muestra resultados concretos en sus anuncios, planes o programas. La supuesta lucha contra el contrabando en la frontera, es otro ejemplo claro de esta aseveración.

¿Por qué es un show? Porque se limitan a armar un espectáculo ordenando el cierre de la frontera, que por cierto es una decisión unilateral como lo reveló la Canciller de Colombia, cuando con eso no se ataca de fondo el problema del contrabando que desangra al país y acaba con la paz y la tranquilidad de los venezolanos.

La semana pasada lo dije en una entrevista a través de Venevisión. Los alimentos y la gasolina no tienen alas para volar. Buena parte de esos cargamentos cruzan la frontera impunemente y “protegidos” por la mirada cómplice de quienes ofenden su uniforme recibiendo pagos ilegales de las mafias que manejan esos negocios.

Aquí lo clave no es cerrar la frontera en horas nocturnas, sino que el gobierno de verdad y con mano férrea verifique y castigue a los funcionarios que tienen bajo su responsabilidad cuidar nuestra soberanía, pero que caen tentados por el dinero de quienes se enriquecen llevando la gasolina y los alimentos que deberían ser para el consumo de los venezolanos.

Sin esa complicidad sería casi que imposible que camiones de todos los tamaños crucen la frontera con la gasolina y los alimentos que se venden a precios muy altos en Colombia. Esa alianza no oficializada es lo que debe atacar el gobierno. De nada hacen destacando 17 mil efectivos en la frontera, si no hay un castigo ejemplar contra quienes se corrompen.

Pero el show no se queda ahí. Al gobierno le interesa que el contrabando siga siendo noticia, porque con eso tiene los argumentos para “justificar” la escasez que se vive en Venezuela y que se siente con mayor fuerza en el Zulia como consecuencia de la labor de los “bachaqueros”.

¿Por qué el “bachaqueo” sirve a los intereses del gobierno? Muy sencillo, porque al acusar al contrabando de generar la escasez que a todo nivel de vive en Venezuela, continúan escondiendo el fracaso del modelo socialista que quebró al país y mató el aparato productivo nacional.
Todo forma parte de una misma tramoya. Esa que pretende endosar a otros los problemas que padece el país y que son responsabilidad única y exclusiva del gobierno de Chávez y ahora de la gestión de Maduro. Tienen 15 años con el poder en sus manos. 15 años mintiéndole al país. 15 años manipulando a una parte de la población.

Son 15 años de destrucción que se evidencia en la calamitosa situación que vive el país. Estamos tan, pero tan mal, que celebran como si fuera un acto heroico que la Asamblea Nacional apruebe recursos cuantiosos para comprar en el exterior los productos de higiene personal que ya no somos capaces de producir en Venezuela.

Venezuela está al borde de un profundo barranco. Los venezolanos estamos siendo castigados por quienes han destrozado a la nación. Pretenden que el pueblo con el aumento de las tarifas eléctricas, el proyectado ajuste de los precios de los combustibles y con otras medidas; tape el hueco que le han hecho al Tesoro Nacional.

¿Y cuál es la solución a este desastre? Que todos los venezolanos conscientes de la crisis asumamos que el conformismo los ayuda a mantenerse en el poder. El pueblo tiene que activarse, porque sin esa participación de nada sirve el esfuerzo que los partidos políticos están haciendo a pesar de las dificultades. Sólo la sinergia de ciudadanos y partidos, podrá sacar a Venezuela de esta pesadilla.


jueves, 21 de agosto de 2014

La peor decisión es la no tomada, Eduardo Páez Pumar


Por Ing. Páez- Pumar, 13/07/2014
Boletín 189 AIPOP

El país está inmerso en una crisis de múltiples aristas y el gobierno no termina de tomar una decisión, al mantener la actitud obstinada de no reconocer que los errores de conducción política de Hugo Chávez, heredados por Nicolás Maduro, están llevando al país a un colapso total.

El gobierno ha entrado en un default comercial y ha sometido al pueblo a una escasez extrema de alimentos, medicinas, repuestos y productos de primera necesidad; solo por continuar favoreciendo a los países amigos del Grupo de Río y CARICOM que fueron financiados por Hugo Chávez para exportar la revolución y siguen siendo financiados por Nicolás Maduro a pesar de la situación del país, con el suministro de crudo y productos en condiciones extremadamente favorables, así como con programas de construcción de infraestructura y de contratación de servicios profesionales.

Para prolongar el apoyo a los amigos del Grupo de Río y CARICOM el Gobierno se ha visto obligado a acumular altas deudas en divisas al no cancelar los compromisos con el sector privado, producto de importaciones, repatriación de dividendos, expropiaciones y servicios prestados. Esta deuda no financiera alcanza la cantidad de 56.215 millones de dólares (250% de las reservas internacionales). Además, para hacer frente al servicio de la deuda externa durante este año se requieren 6.300 millones de dólares y 5.100 millones de dólares para el año 2015. A esto se suma el hecho de que la deuda pública externa al cierre del 2013 llegó a 104.252 millones de dólares (un aumento de 292% entre 2006 y 2013) y la deuda pública interna llegó a 420.502 millones de bolívares fuertes, con un aumento interanual promedio del 68% entre los años 2010 y 2013.

A lo anterior se suma la presencia de uno de los períodos más secos de la historia del país, el cual se prolongará hasta abril de 2015 y que como no se ha construido en los últimos 15 años nueva infraestructura para enfrentar una hidrología seca, ha causado la muerte de 300.000 reses por falta de agua y de pastos, siendo el estado Zulia el más afectado por la muerte de gran cantidad de vacas productoras de leche. La sequía ha sido inclemente en los estados productores de maíz -Guárico y Portuguesa-, donde el rendimiento de la cosecha llegará a 30% y 60%, respectivamente, de la superficie que se estimaba sembrar.

Esta condición de sequía ha afectado al sistema eléctrico nacional, ya que Colombia dejó de exportar gas a Venezuela (el país tiene un déficit de gas de 2.950 mpcd) y se han tenido que surtir con gasoil importado las termoeléctricas del Zulia, a pesar de la falta de divisas. Además, no se han podido conservar los niveles de agua de las centrales hidroeléctricas (incluido Guri) y podemos entrar a finales de año, en una crisis mayor de desabastecimiento eléctrico. El servicio de agua potable es también hoy crítico en varias ciudades del país: Maracaibo tiene menos de 60 días de agua, esta situación es similar en Barquisimeto, Coro y Punto Fijo. En la Gran Caracas dependemos de Camatagua (Sistema Tuy III) y Taguaza porque los embalses de los Sistemas Tuy I y Tuy II están secos.

Ante este negro panorama, Maduro o no se atreve, o no tiene el poder de decisión para realizar los cambios estructurales y políticos que requiere el país; por lo que se ve obligado a convocar un congreso del PSUV para lograr la aprobación de las medidas. El tiempo se agota para hacer los cambios en economía, salud, seguridad, servicios públicos, producción de alimentos, transporte, etc. Maduro será responsable, por su indecisión, de la inmensa crisis social que se avecina. La peor decisión es la no tomada.


En busca de la ciudadanía robada, @Golcar1


Por Golcar Rojas, 20/08/2014

Cinco y media de la mañana. La angustia de quedarme dormido a pesar de haber puesto la alarma del teléfono y programado el televisor para encender a diez para la seis hace que me despierte antes de lo pautado.

Por las rendijas que deja la cortina del cuarto ya se empiezan a colar las luces del día que empieza a clarear. A pesar del aire acondicionado, el cuerpo acusa el calor y la humedad característicos de los días infernales de agosto en Maracaibo. El bochorno.

Para evitar volverme a quedar dormido, me levanto. Quiero que lleguemos aZumaque antes de las siete de la mañana para conseguir sacar la cédula de identidad, documento de ciudadanía del cual carezco desde el 22 de diciembre gracias a la amabilidad de los choros que nos encañonaron con sendos revólveres cargando con todos los papeles. ¡Ocho meses y no ha sido posible obtener el documento!

Voy con Laura y Cristian que están en similares condiciones.

Después de mucho rodar, pasar por zonas realmente feas de la ciudad y preguntar, logramos llegar al bendito sitio denominado Zumaque en donde se encuentran las oficinas del Saime.

En el camino recuerdo que debia llevar copia de algún papel y pienso que a lo mejor por lo temprano de la hora y lo lejano del lugar, se me hará difícil conseguir donde hacerla. ¡Es que todavía no me acostumbro a esta nueva Venezuela de la bandera de ocho estrellas y el escudo con el caballo virado! A las afueras del recinto que tiene mas pinta de cancha deportiva que de oficinas de identificación, pulula un floreciente comercio informal donde hacen copias, a blanco y negro, a color, ampliaciones, plastificado… Todo un centro de copiado en plena acera y bajo un toldo de lona con varios puestos que prestan el servicio, además de ventas de empanadas, refrescos y café. Todo el habitual comercio que florece alrededor de la ineficiencia oficial de la revolución chavista.

Hacemos las copias que necesitamos, las pagamos más caras que lo que nos hubieran costado en un negocio formal de un centro comercial de esos que pagan servicios, tienen aire acondicionado y pagan los impuestos de ley. Pero, bueno, se paga y se agradece el no tener que dar más vueltas con este madrugonazo.

Entramos al recinto. Nos paramos oteando a todos lados intentando discernir de qué va la cosa. Cómo se desenvuelve ese mar de gente que tenemos en frente haciendo diferentes filas y los otros que se aglomeran en varias partes de la cancha techada.

Ante lo indescifrable de la situación, decido preguntarle a un miliciano con uniforme verde oscuro al más claro y puro estilo cubano:

-Buenos días, ¿Dónde es la cola para sacar cédula?

Con voz apenas audible que delata sumisión y hasta cierto temor, me dice:

-Yo no sé. Pregúntele a mi teniente.

Y me señala a otro uniformado que se encuentra sentado conversando con una mujer. Me le acerco y repito mi pregunta.

-La última allá, la que está más cercana a la reja.

Entramos para ubicarnos de últimos en la fila. La hilera no debe ser de menos de 150 personas y junto a la nuestra hay otra larga fila de la tercera edad.

Respiramos profundo y nos ubicamos resignados a pasar una larga y calurosa mañana pretendiendo obtener ese pequeño papel plastificado con nuestra foto que certifica que somos ciudadanos de este país. En la fila, se ve gente precavida que vino con bancos y sillas plegables y hasta un señor con una colchoneta. Muestra de que llegó tan temprano que durmió en la cola.

Junto a nuestra hilera, tras la reja, otro centro de copiado. Aprovechamos de sacar copia de la denuncia del robo que nos acaban de informar que la pedirán para poder hacer el trámite. Pagamos la copia a precio de joyería. La gente se comienza a impacientar. Pasan los primeros 40 y los de la tercera edad, no obstante, nuestro sitio en la fila no se altera, no avanzamos ni un centímetro.

El bululú se calma para volverse a alborotar al rato. Un joven más bien bajo, con un carnet guindado al cuello con una cinta roja que lo identifica como funcionario, comienza a anotar a la gente que pasará y a anotar en la parte trasera de los documentos, luego de verificar que estén en orden, el número que le corresponde a cada persona.

A algunas personas las rebotan. Sus documentos están fallos. No porta la denuncia del robo de su cédula al CICPC. Una chica indignada cuenta que a ella la devuelven porque no se parece a la foto de la cédula vencida que lleva. “¡Cómo me voy a parecer si tenía nueve años cuando la saqué!”. Ahora aparenta unos veinte y tantos.

El funcionario termina de anotar y la cola no merma en lo mas mínimo. Anuncian que ya se acabaron los numeros por hoy que habrá y que volver otro día. Son cerca de las nueve de la mañana. Una señora vestida con una franela que la identifica como fiel seguidora del proceso revolucionario, se lamenta:

-Yo me paré a las dos de la mañana para venirme a sacar la cédula. Hasta miedo me dio al salir de mi casa porque en la esquina unos hombres en moto atracaron a una muchacha que estaba llegando a su casa y ahora me salen con que tengo que volver…

La gente se dispersa. Decidimos ir a la oficina del Saime en La Rita, una población a unos 15 minutos después de pasar el puente sobre el Lago de Maracaibo. Tenemos la ingenua esperanza se que allí haya menos gente y nos puedan atender. El hambre aprieta. No hemos tomado ni café.

Al llegar al sitio, el cogeculo de gente a las puertas de la institución es tal, que ni siquiera nos bajamos a preguntar. Son la nueve y pico y decidimos desayunar. Unas empanadas grasientas y recalentadas y una malta a la que le noto un nuevo diseño en la botella. Pienso “¿Será que es colombiana porque aquí ya no hay o será que La Polar, a pesar de todo, sigue invirtiendo en este país?” Seguimos vía al aeropuerto de La Chinita.

Las informaciones que tenemos de la oficina del Saime en el aeropuerto son confusas y hasta opuestas. Van desde “Esa oficina la quitaron hace meses”, hasta “Una amiga mía sacó su cédula allí la semana pasada”. Decidimos ir personalmente a cerciorarnos. En efecto. La oficina ya no existe. Después de perder una mañana productiva de trabajo, “pasear” por el Zulia con tráfico y calor de infierno, y un madrugonazo llegamos a nuestras casas, agotados, sofocados y en la misma condición de indocumentados que salimos en la mañana.

En el trayecto recuerdo que el difunto Chávez se enorgullecía de la eficiencia de la Misión Identidad y del sistema biométrico y automatizado de identificación instalado en el país. Cuando uno en una cola se quejaba del desastre de país que estamos viviendo, siempre saltaba un oficialista a resaltar las bondades del Saime y la rapidez con la que uno sacaba su cédula y obtenía su pasaporte. Era prácticamente la única bandera de eficiencia que podían enarbolar. Ya ni eso.

Y uno se pegunta “¿En qué galpón u oficina se están enmoheciendo y dañando las cientos de miles de máquinas que se compraron en Venezuela para las jornadas de cedulación que hacían con regularidad en cada esquina del pais? ¿En casa de quién fueron a parar las miles de cámaras fotográficas que había para sacar cédulas? ¿Y las computadoras? ¿Tendremos que esperar un nuevo proceso electoral para que el régimen vuelva a poner celeridad en el trámite de identificación del ciudadano o esta historia de retroceso, como todo el retroceso del país, es irreversible?

Una vez más siento que mi identidad se desvanece, que más que la cédula me han robado la ciudadanía. Vivo en un país que cada vez reconozco menos y que se empeña a diario en desconocerme a mí con descarnada insistencia. Mañana haremos otro intento. Otro “paseo” por otras latitudes del Zulia. Si no resulta, tocará recurrir al habitual soborno de algún funcionario que, 200 o 300 bolívares de por medio, nos haga el favor de pasarnos para sacar el documento. Alguien tiene que haber que esté haciendo su negocio a punta de matraca en este caso, como en todos.

http://golcarr.wordpress.com/2014/08/20/en-busca-de-la-ciudadania-robada/