sábado, 1 de agosto de 2015

¿Cómo pedirle que se quede?, @nancycolina2


Por Nancy Colina, 31/07/2015

Cuando se trata de hablar de los millones de venezolanos que se han ido desde que este gobierno nos confisco la esperanza de un futuro mejor, cualquier cosa nos viene a la cabeza. La nostalgia de la patria que se deja, la familia, los amigos. Todo lo que ha sido la vida de quien toma esta difícil decisión, brota a borbollones. El que se queda piensa así, el que se va, vislumbra lo que viene. 

Los venezolanos nos íbamos antes a estudiar, pero siempre reingresábamos con la maleta cargada de ilusiones, a dar lo mejor al país, a ofrecer lo que habíamos aprendido. Las cosas nunca eran como aspirábamos, pero se podía. Trabajar, tener casa o un carro, vivir sin peligro, se conseguían las cosas que uno quería o que uno podía comprar. Hablo de la gente clase media, que salía con un título de una Universidad, la mayoría que ahora forma parte de la larga lista de emigrantes.

No nos vamos a caer a cobas con eso que Venezuela es el mejor país del mundo. Digamos que cada país es un mundo y éste es el nuestro, pero para los venezolanos está desapareciendo, se está esfumando. No hay sentido de pertenencia, sólo ganas de irse, no importa lo que quede atrás, no importa lo que vendrá. Irse bien lejos para diluir la desesperanza, la amargura, la rabia, la frustración, el miedo, la desdicha.

¿Cómo juzgar al que se va?, ¿Cómo pedirle que se quede?, ¿Qué criterios podemos alegar para disuadir a quien toma esta decisión? Difícil cuando se ve lo que está pasando, difícil cuando se ve la inflación sin precedente, los sueldos que no sirven, la incapacidad para comprar lo que se necesita, los servicios públicos en tan mal estado, las trabas para producir, la falta de libertades.

Rescatar lo que hemos perdido, lo que perdemos cada día, es una tarea ardua. Es difícil irse, pero más lo es quedarse. Es de valientes no salir corriendo aunque sea a un futuro incierto. Es duro trajinar el día a día en este país tan comprimido. Es duro ver partir cada día a más venezolanos que podrían hacer un buen trabajo para mejorar nuestra Venezuela, esa que nos quieren arrebatar, que nos están arrebatando.

No se trata de andar lloriqueando. La expresión ¡Que desastre! es tan común que es difícil conseguir a alguien que vea las cosas bajo otra perspectiva. Ni quienes están con el gobierno, porque para ellos también lo es, sólo que muchos no ven más allá de los beneficios que tienen en estos momentos o que creen tener.

Estamos mal, eso no es un invento ni una exageración. Estamos muy mal, pero no podemos perder la perspectiva de poder dar pasos hacia adelante y no hacia atrás. Si nos vamos, estaremos formando parte ya de otra historia, aunque duela, si nos quedamos tendremos que hacer algo. No sólo decir ¡Que desastre!



Licoristas, bachaqueros, guardacupos…, por Miguel Méndez Rodulfo

Miguel Méndez Rodulfo 31 de julio de 2015

Tales son los calificativos peyorativos que los laboratorios de propaganda sucia del régimen inventan, para justificar la “guerra económica que la derecha tiene contra el gobierno”. El asunto que estos no son potentados. Los primeros, los comerciantes que se dedican a vender licores, han sido atacados en la integridad de su gremio; el Presidente de la Federación de Licorerías de Venezuela, Fray Roa, ha sido detenido arbitrariamente por los cuerpos de seguridad y recluido en un calabozo, todo por denunciar ante la opinión pública nacional e internacional, la falta de divisas para pagar deudas con proveedores e importar insumos para darle continuidad a la producción, sobre todo de cerveza. Polar ya anuncia cierres de plantas en agosto cuya reactivación tardaría semanas en arrancar de nuevo, pero si se agrava el suministro de billetes americanos, estas factorías cerrarían definitivamente. Las imputaciones del gobierno contra el dirigente gremial son tan peregrinas como que: “¿quién es Fray Roa para que lo entreviste CNN?” “Se trata de una campaña para poner a la gente contra el gobierno” “Roa fue citado y no compareció por talar árboles injustificadamente”. Todo esto lo que busca claramente es atemorizar e impedir las denuncias que revelan la incapacidad del gobierno para solucionar los problemas de escasez.

Los bachaqueros, asi como los guardacupos ahora y los raspacupos (antes, cuando estos estaban en su apogeo) son actividades fomentadas por los controles de precios, lo que significa, en otras palabras, que son los puestos de trabajo que el régimen ha creado en estos 16 años de mal gobierno. El problema es que tal creación se ha vuelto contra su progenitor. Los bachaqueros, esos disciplinados revendedores, que madrugan para aprovechar la venta de productos regulados en los supermercados privados, también actúan en masa contra Mercal y Pdval, acaparando productos que luego no llegan a los consumidores de esos centros de abastecimiento públicos. Como es bien sabido los controles de precio y cambiario, generan de inmediato un eficiente mercado negro. Pero no son los bachaqueros pequeños, que actúan en forma individual, los que hacen más daño; son los grandes, coludidos con funcionarios públicos que disponen la salida de alimentos de los almacenes controlados por el gobierno, los que realmente hacen mella en la cadena de distribución. Son miles de millones que se ganan fácilmente, en mafias articuladas. Contra eso el gobierno nada pueda hacer, pero entre tanto vilipendia a los revendedores cuyo oficio es hacer cola todo el día, ganándose un buen dinero, pero que no se compara con el bachaquero mafioso que se embolsilla 20 veces más, por pertenecer a una rosca.

En esta guerra declarada el gobierno ha logrado que la clase media y también muchos sectores populares detesten a estos avispados revendedores, que en vez de compararlos con esos insectos voladores, los mientan como las colonias de heminópteros que caminan cargados en fila, cuya característica son unas antenas lameladas abiertas y unos ojos superpuestos. Lo cierto es que estos emprendedores, nos guste o no, cumplen también una función social: permiten que los que no puedan hacer cola por motivos de trabajo, enfermedad, edad, etc., puedan acceder a los alimentos y productos que deseen consumir. Ciertamente, no al precio regulado, ni tampoco al valor que muchos consideran justo, aunque con esta inflación galopante en que semana a semana sube el costo de los alimentos y productos, ya no hay una noción de la justeza de precios. La realidad es que, sin los controles de precios, se recuperaría la producción nacional, y si se crean mecanismos de respeto al sector privado y se unifica el dólar, seguramente volvería la confianza y los precios escandalosos de hoy serían más bajos. En este escenario no habría bachaqueros. Claro, ello sería con otro modelo económico, algo que este gobierno no está dispuesto a modificar.

Miguel Méndez Rodulfo

Caracas, 31 de julio de 2015

AN en remodelación, por @stalin_gonzalez

Stalin González 30 de julio de 2015

Siempre que algo se deteriora, deja de funcionar al máximo de su capacidad ó simplemente no nos gusta, pensamos en remodelar, en modificar eso que nos incomoda de nuestra casa, de nuestro sitio de trabajo; para darle paso a una sensación renovada con respecto a esa situación o estructura.

Esa inconformidad que tenemos los venezolanos con lo que sucede ahora en la Asamblea Nacional, nos lleva a pensar en remodelarla, modificarla para convertirla en un espacio distinto en el que todos, sin excepción, nos sintamos representados y protagonistas.

Pero toda remodelación lleva intrínseco una serie de pasos a seguir para finalizarla con éxito. Debemos comenzar por imaginar cómo queremos que sea, elaborar un presupuesto, comprar los materiales, calcular el tiempo que nos llevará terminarla y sobre todo, esforzarnos diariamente, trabajar arduamente, para cumplir con nuestro cometido.

Y es que todos los venezolanos debemos asumir la tarea de remodelar la Asamblea Nacional, todos somos necesarios para transformar este espacio que actualmente se nos presenta como un órgano vacío de propuestas que realmente interesan al país y sumiso ante los deseos exclusivos del gobierno nacional; a un espacio equilibrado, en donde la voz de todos los venezolanos sea escuchada, respetada y en donde se aporten soluciones a la profunda crisis que vivimos.

Emprender este proyecto exigirá de nuestra parte: compromiso, esfuerzo y dedicación; será un trabajo duro, pero si lo asumimos juntos, obtendremos un buen resultado. Nuestras herramientas serán llevar el mensaje de cambio a todos los rincones del país, movilizarnos para votar y defender cada voto.

Nuestra participación en las elecciones comienza desde ahora mismo, quienes creemos que es necesario cambiar la Asamblea Nacional debemos ser garantes de todo el proceso electoral, el pueblo venezolano debe empoderarse y hacerse partícipe de esa transformación que será el inicio de una vida mejor para todos.

La remodelación está a punto de comenzar, asumamos este desafío con entusiasmo y con la convicción de que nuestro anhelado proyecto será la Asamblea Nacional que todos queremos.

Stalin González

López Maya (@mlopezmaya): "El camino es hacia la transición democrática" en Tal Cual


Por YOSSELYN TORRES (@yjtorres11)


En esta entrevista se expone la crisis del país desde el punto de vista de una mujer que ha estudiado a profundidad la sociedad venezolana

Se define como una académica, con más de 30 años de experiencia. Intentó incursionar  en política en 2010, para ganarse una curul de la Asamblea Nacional. Quiso romper la polarización con el Patria Para Todos de la época.
Ahora considera que la polarización se rompe desde la misma polarización, en el corto plazo. “El Gobierno hizo del proceso electoral  un sistema cuasimayoritario”, alega.
Aunque no ve al presidente Nicolás Maduro declinar, opina que toca un gobierno de transición dirigido por un personaje que se gane el consenso de todos. Observa que Ramón Guillermo Aveledo y Eduardo Fernández son líderes consolidados que pueden encarar ese tránsito. “La gente pide un líder joven, pero un veterano político es más útil. No aspiraría a reelegirse porque le convendría más quedar bien ante la historia”, resalta.
La profesora del Centro de Estudios del Desarrollo (Cendes) teme que la debilidad del actual gobierno dé paso a una transición antidemocrática. “En un hipotético caso, la oposición gana y la actual AN le otorga otra Ley Habilitante a Maduro, qué hará el liderazgo de la oposición”, cuestiona López Maya.

Dice que Venezuela está en manos de un desgobierno, que representa un peligro. “Pero la oposición tendría la legitimidad de los votos, eso en política es muy importante”.

- Quizás falta una revisión interna en los partidos para encarar esa situación. ¿Usted cree que las falencias en el liderazgo se resuelvan en corto plazo?

- Se habla mucho de la democracia y que quieren ir hacia allá, pero tengo serias dudas de la verdadera honestidad. Ha habido investigaciones en América Latina donde se ha comprobado que la posibilidad de llegar a una democracia en un retroceso que hemos vivido en los últimos años depende de la sinceridad del liderazgo y compromiso con la democracia. No es solo el liderazgo político, sino también del económico. A diferencia del Pacto de Punto Fijo, aquí el Estado no tiene dinero. Los distintos actores tendrán que sacrificarse.

- ¿Por qué cuestiona la honestidad del liderazgo opositor?

-Hace unos días el Consejo Nacional Electoral anunció la cuota de 40% de candidaturas legislativas para las mujeres. Es una resolución manipuladora, fuera del tiempo estipulado por la Constitución y las leyes. Eso se hizo con el único propósito de generar ruido y problemas en la Mesa de la Unidad para debilitarla antes de unas elecciones que ellos no ven con claridad que puedan ganar. Entonces, el movimiento de mujeres de la Mesa de la Unidad le celebra que Tibisay Lucena haya violado la ley. Puedes decir que la medida beneficia a la mitad de la población, pero en democracia el interés general es respetar la ley porque le da igualdad a todos. Y tengo otro ejemplo: En un taller que impartí, un jefe de partido de oposición prominente, que no voy a nombrar, se sentó a mi lado para decirme que haría las mismas cosas que Hugo Chávez, entre esas gobernar con leyes habilitantes. Él hasta estuvo preso por esta gente. Cuando pasan esas cosas uno pregunta: ¿Hay confusión en los valores o se habla de democracia siempre que no toque mis derechos?.

- Quizás la educación ha sido determinante. Hay desconocimiento de los deberes y 
derechos en la sociedad. En definitiva, de ahí salen los líderes.

- Volvemos al mismo problema de siempre. La sociedad venezolana tiene una mentalidad rentista. El sistema político funcionó mientras nadie se sacrificaba. Gracias al petroestado, la economía experimentó un crecimiento sostenido por muchos años: desde la segunda posguerra hasta los 80. Eso permitió que el Estado regalara dádivas. El compromiso por la democracia que se sustentó en 1958 tenía como garante de esos compromisos al Estado con sus petrodólares. Si se aumentaba el salario de los trabajadores, el gobierno otorgaba créditos blandos a los empresarios. Nadie se estaba sacrificando. Nos acostumbramos a que el Estado nos diera las cosas. Es una democracia de derechos y no de deberes. Ese dinero ya no alcanzaba y vimos que los actores son egoístas. Los dirigentes de partidos en los 80 buscaban sus intereses individuales, eso también pasó en los sindicatos. Todo eso disgustó a los venezolanos.

- ¿El chavismo carga esa herencia?

- Esa corrupción de los 80 y 90 es análoga con la que tenemos en la actualidad. El chavismo se comprometió a hacer una cantidad de cosas que no hizo, y tuvo popularidad hasta que se acabó el dinero. ¿Y el liderazgo que se creó en este tiempo? Bueno, la mayoría son jóvenes. La mitad de sus vidas ha transcurrido en el chavismo. Es difícil inculcar valores en el chavismo porque no los hay. Lo que existe es la valoración de un liderazgo único que se supone está por encima de los demás y de las leyes. En eso se han formado algunos de los líderes.

- Analistas dicen que cada 20 años se renueva la generación y, consigo, el liderazgo político. Usted indica que la democracia se basó en la entrega de dádivas, situación que se mantiene. ¿Hay esperanza que en los próximos años se forje un liderazgo honesto?

- La lucha ha sido muy dura por el autoritarismo. Esos actores no están allí por su preparación sino por su audacia y obstinación. Mucha gente se retira de la política porque es sumamente difícil, pues los amenazan, los persiguen y los ponen presos. Previo a 1958, los dirigentes también vivieron situaciones difíciles, pero muchos de ellos se prepararon afuera. Trabajaron en agencias en el extranjero, había redes que los amparaban. Así fue el exilio en México y Costa Rica. Esa generación inició su formación en 1928 y llega a gobernar tras una experiencia traumática (por las dictaduras). Copei contaba con una élite bien formada, de clase media. Ese partido tenía los valores y los recursos para aplicar planes con miras a la modernización industrial del país, pero tenemos una sociedad con profunda desigualdad y exclusión. Venían de una cultura autoritaria y clientelar, y el petroestado fomentó su continuación. Para que ese sistema se desmonte tiene que haber un esfuerzo sostenido en el tiempo.

- El presidente Nicolás Maduro promete resolver el diferendo con Guyana, pero hay quienes dicen que su falta de liderazgo no lo ayuda. ¿El chavismo necesita un apoyo popular significativo para reclamar el Esequibo?

- El problema de él ya no es liderazgo, aunque no lo tenga. Ganó las presidenciales con un margen de diferencia de 1,5%. No emergió con un liderazgo fuerte, ni adentro del chavismo y mucho menos afuera. El problema de Maduro con Guyana supera hasta su incompetencia como gobierno. Hay inconsistencias en la política internacional, en particular con ese tema. Cuba ha sido un aliado de Guyana. Cuando el presidente Hugo Chávez estaba vivo la influencia cubana en las relaciones exteriores fue considerable. En ese contexto, los cubanos buscaron que no hubiera conflicto con Guyana. Por ignorancia, falta de preparación y servilismo con Cuba (Chávez) claudicó. Cuando muere, ese liderazgo se diluyó y ahora todos miran por sus propios intereses. Yo creo que recuperar los trabajos hechos con Guyana en los años 60 y 70 va a ser muy difícil. Ahora entra la Exxon y, por falta de preparación en el Gobierno, este tema se le fue de las manos a Maduro.

- Tanto que se habla del liderazgo avasallante de Chávez, pero no lo ejerció en el diferendo con Guyana.

- Chávez tenía un liderazgo carismático, que no está sujeto a la preparación. Hay líderes como Obama que son carismáticos, pero tienen vocación institucional. Chávez no es el caso. Fue un liderazgo carismático de mala calidad. Debió crear una estabilidad política para la democracia. Sin embargo la destruyó y no creó un Estado alternativo. Levantó un Estado arbitrario. Él fallece y ese carisma no se hereda. Lo que queda en su entorno, en sus discípulos -porque funciona como una cofradía- es generar estabilidad sin carisma. En ese tránsito se trata de divinizar a Chávez y crear esto en una sociedad que no es muy moderna, pero que tampoco está en el Medioevo, es inviable.

- Esta crisis hace que la gente se pregunte cuándo terminará. Imagino que a usted se lo preguntan mucho. ¿Qué responde?


-La crisis de ahora no es distinta a la de los años 70 y 80. Yo creo que es la misma crisis que no se resolvió o se resolvió mal con la llegada de Chávez, con el movimiento bolivariano que prometió acabar con la corrupción, levantar una democracia participativa y buscar un modelo alternativo que no fuera neoliberal. Eso fracasó porque cambió el proyecto. A mitad de camino se sintió fuerte y quiso imponer el socialismo cuando nadie sabía de qué se trataba. Yo sí creo que él tuvo su delirio. Deja el vació con una caída del precio del petróleo que ya venía en bajada desde 2009. Durante la prosperidad no se hizo el intento de hacer una economía sana que no necesite de la renta, y la sociedad debe entender que tiene que producir. Es difícil responder la pregunta que me hace. Ese problema en este momento no pareciese que sea la preocupación de los actores políticos. Ellos están preocupados en desplazar a Maduro, pero no se atreven a poner sobre la mesa el verdadero problema que tenemos. Hasta cuándo vamos a depender de la economía rentística. Somos 30 millones de venezolanos y no podemos vivir de la renta petrolera. Quizás puedan unos emiratos por ahí que tienen 4 o 5 millones de personas, que se reparten un bono a final de año. Pero nosotros, desde los años 80, no podemos. Y no hay liderazgo que se atreva a decirlo, que esté dispuesto a asumir el costo político de sacarnos de eso. Hay una parte del liderazgo que lo sabe, que está consciente. Pero piensan que si lo dicen pierden las elecciones, y pueda que sí.

Venezuela encadenada, @freddyspaz

Freddy Paz 30 de julio de 2015
@freddyspaz

La periodista Maru Morales, el 01 de noviembre de 2014, publicó en el Diario El Nacional, un reportaje, titulado: “Maduro ha encadenado 256 horas en 22 meses.”

“¿Se imagina que durante 10 días seguidos, al sintonizar cualquiera de las 1.077 estaciones de radio o 117 canales de televisión venezolanas solo apareciera en pantalla la misma persona hablando?.”

Algunos venezolanos, nos expresan en nuestras visitas a los barrios, que ese valioso tiempo que se ha utilizado en los últimos diecisiete años de la era “revolucionaria” en largas horas de cadenas de radio y televisión nacional, para charlar sobre temas que en nada resuelven los problemas puntuales del País y de los venezolanos, se hubiesen utilizado para dirigirse al pueblo y ofrecer soluciones, o dar a conocer al soberano, el plan del gobierno para impulsar la producción nacional, eliminar las colas, acabar con la escasez, disminuir los niveles de inflación, y declararle la guerra al combate de la inseguridad personal, la realidad, hoy fuera otra.

Tomar para la reflexión publica, algunas referencias históricas sobre acontecimientos tan lamentables como las consecuencias derivadas de la II guerra mundial, donde gran parte del dinero del Plan Marshall, se destinó a mitigar el hambre de los ciudadanos y a ayudarlos a salir de la indigencia; así como, a los grandes grupos industriales, puesto que se pensó que su regeneración era esencial para la reconstrucción europea.

Durante esos años, se llevó a cabo una política liberal, basada en la eliminación de la planificación centralizada y en la restauración de la economía de mercado en Europa, huyendo de la planificación extrema que había imperado durante la época nacional, socialista. Pero también se consideró que uno de los factores fundamentales fue ajeno al Plan Marshall, y consistió en la reforma monetaria realizada en 1948.

Se destinaron recursos principalmente a préstamos para empresas implicadas en la reconstrucción, ayudando enormemente a la reindustrialización del país.

Otra iniciativa bastante más barata, pero no por ello poco efectiva, fue el Programa de asistencia técnica. El programa reunía grupos de ingenieros e industriales europeos y los llevaban a los Estados Unidos a visitar minas, fábricas y fundiciones para que pudieran copiar los adelantos tecnológicos en Europa. Al mismo tiempo, unos cuantos centenares de consejeros técnicos estadounidenses fueron enviados a Europa, con el fin de conseguir salir rápidamente de la crisis.

Freddy Paz

@freddyspaz

El humor venezolano está censurado: Molesta al régimen chavista-madurista por @la_reveron


Por Lohena Reverón.


Radio Rochela desapareció con el cierre de RCTV. Así como este programa que marcó generaciones en Venezuela, han sacado del aire a aquellas emisiones que se burlan de los bochornos de los gobiernos de Hugo Chávez y de su antecesor Nicolás Maduro. La mayoría de los humoristas, están censurados, otros tiraron la toalla y se fueron del país.

The Wall Street Journal (WSJ) ha dedicado un trabajo a la molestia que causa en el régimen chavista-madurista el humor venezolano, quienes se dedican a hacer reír, han sido incluidos en listas negras de teatros y hoteles propiedad del Estado como Venetur. Aunque hay material para sacar, el presidente dice hablar con un pájaro, la escasez, el chikungunya y la acetaminofén, son temas que no dan risa a los funcionarios rojos.

“Las cosas se ponen peor cada día”, dijo Emilio Lovera, cuyo programa de sátira Misión Emilio fue cancelado de repente el año pasado. “Ya no puedo trabajar en televisión”. Los comediantes no están llamando a un levantamiento contra el gobierno, pero sus pullas sobre la inflación y la corrupción presentan invariablemente al presidente Nicolás Maduro como un inepto y corrupto justo cuando su gobierno socialista muestra una menor tolerancia con la disidencia.

Ahora está monitoreando de cerca a los humoristas políticos. Laureano Márquez, por ejemplo, se enfoca en las rarezas de la vida diaria en un país rico en petróleo pero donde con frecuencia la gente no encuentra leche o pañales. Durante una reciente presentación ante un auditorio lleno en Maracay, dijo que la escasez se ha vuelto tan aguda que ahora cuando va por la calle en lugar de mirar a las mujeres bellas se fija en sus bolsas de compras. “No me interesa ser una válvula de escape”, dijo Márquez. “Quiero que la gente deje mis presentaciones preocupada y molesta”.

Pero a los funcionarios esas bromas no les causan gracia. Cuando en febrero Márquez y Lovera programaron presentaciones conjuntas en las ciudades de Barquisimeto, Valencia y San Antonio de Los Altos, los tres auditorios fueron clausurados temporalmente tras ser acusados de evasión tributaria. Las presentaciones fueron canceladas, dijeron los comediantes.

En su programa de sátiras de noticias, Luis Chataing se burlaba de las incesantes denuncias del gobierno de supuestos planes de golpe de estado de la oposición. En un segmento del año pasado, interpretó a un burócrata que fabricaba torpemente con papel, tijeras y pegamento la evidencia de una conspiración. El canal privado Televen canceló el programa al día siguiente, decisión que Chataing atribuyó a la presión del gobierno, Maduro dijo en un discurso que él no tenía la culpa.

30 de julio 2015. El Cooperante

http://elcooperante.com/el-humor-venezolano-esta-censurado-molesta-al-regimen-chavista-madurista/

Tamara Adrián (@TamaraAdrian), hace historia como el primer transgénero que aspira a un curul en la AN




La condición que puso para participar como candidata a las elecciones parlamentarias, fue ser reconocida dentro de la cuota de género femenino que exige el Consejo Nacional Electoral (CNE). La activista de los derechos de las comunidades Lgbti, legalmente tiene por nombre Tomás Mariano Adrián Hernández, pero aparecerá en el tarjetón electoral como Tamara Adrián, para convertirse en la primera persona transgénero en aspirar a un curul.

Si bien explicó que una de sus principales promesas electorales será lograr la promulgación de una ley para el matrimonio igualitario y otros derechos de las minorías sociales, su accionar en la Asamblea Nacional no se limitaría a ello, pues asegura que buscará igualmente impulsar propuestas económicas, como el establecimiento de límites para el Estado dentro de las actividades económicas.



“Hay que sacar el tema político de las empresas del Estado y reenfocar de manera global cuál va a ser la función que debe llevar a cabo el Estado en la economía”, explicó.
Detalló igualmente que no cree en el mito de que vivamos en un país rico, por lo que realizará planteamientos para promover el impulso del aparato productivo nacional.

Fuente:  Finanzas Digital

Andrés Velázquez (@AndresVelasqz): ”Llegó el hambre a Venezuela”




El diputado a la Asamblea Nacional Andres Velázquez aseguró que los recientes saqueos registrados en el Estado Bolívar se deben ” a que a Venezuela llegó el hambre” y que la desesperación por encontrar alimentos lleva a los ciudadanos a tomar acciones violentas. Señala que la escasez de productos ha sido el detonante de estas acciones que lamentablemente se repiten en otros estados del país.

La situación se inició cuando un cargamento de Pasta y arroz llegó este viernes a la Av. Manuel Piar de la ciudad de San Félix a un elevado precio, 300 Bs el kilo, lo que desató la molestia de los consumidores y terminó en saqueos. Funcionarios policiales y efectivos de la Guardia Nacional llegaron al lugar, donde efectuaron disparos para contener la multitud. Los comercios de la zona bajaron sus santa Marías.

Velázquez Aseguró que pudo presenciar otra situación violenta con saldo de 5 heridos confirmados, en el estacionamiento de Makro de Ciudad Bolívar, donde cerca de dos mil personas reclamaban ante la llegada de alimentos, y donde también intervinieron los cuerpos policiales.

“La gente está desesperada por alimento y esto es exclusiva responsabilidad del Gobierno Nacional” aseguró Velazques ” …que no venga a decir Maduro que se trata de una guerra económica, ellos controlan todo, controlan la distribución de alimentos…”

El diputado explicó que la misma situación se presentó hace unos días en Barranca del Orinoco al sur del estado Monagas, con saqueos en un PDVAL, donde hasta la fecha Guardia Nacional y Sebin mantienen tomada la zona.

31 julio  2015
Caraota Digital


2015: ¿Último año de gobierno chavista? por @HeinzDieterich



Heinz Dieterich


1. Crisis terminal

La crisis económica de Venezuela se ha convertido en una crisis política terminal para el gobierno de Maduro. Maduro perderá las elecciones parlamentarias de este año y saldrá a más tardar en 2016 del poder, sea por referéndum revocatorio, renuncia o intervención militar. Es prácticamente imposible que el oficialismo revierta este escenario. Con el 75% de la población en contra del gobierno de Maduro; con China negándose a inyectar más liquidez a una política económica idiota y suicida; con una oposición unificada para las elecciones parlamentarias y la cobardía sin límites de los gobernadores y líderes del PSUV para cambiar el rumbo del país, el oficialismo ha perdido todo poder de negociación para salvarse. La troika Maduro-Cabello-Arreaza se mantiene sobre mentiras y bayonetas. Pero, las mentiras (“guerra económica”) ya sólo convencen al 20% de la población y el tiempo de las bayonetas se acaba. En menos de dos años, una troika de ineptos y prepotentes ha despilfarrado la herencia de lucha popular de generaciones; desprestigiado la alternativa del Socialismo del Siglo 21 y creado las condiciones para la reconquista del poder por la oligarquía y el imperialismo.

2. Economía política del debacle

La crisis terminal es resultado del fallido intento de la Nueva Clase Política “bolivariana”, de monopolizar el poder político monopolizando el plusproducto petrolero. En un raro momento de verdad, el Gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, reconoció públicamente (14.7.2014) esa estratagema: “El control de cambio en Venezuela no es una medida económica…, es una medida política. Porque si nosotros quitamos el control de cambio, ustedes sacan los dólares y nos tumban. Mientras gobernemos tendremos que tener control de cambio. […] Y tendremos que amoldarnos, con control de cambio, a manejar la economía”.
Dirigir un país a través del control del plusproducto –medida recomendada por Fidel a Chávez— es una política correcta. De hecho, todas las clases dominantes del mundo lo hacen. Pero, hay que saber hacerlo. Y ahí, la troika tenía todo resuelto. Delante de sus narices, Evo Morales, Rafael Correa, Lula y Daniel Ortega, aplicaban exitosamente elknow how del desarrollismo criollo viable en América Latina. Simplemente, tenían que entender y asimilar la dialéctica de este desarrollismo. Pero, su incultura, arrogancia e ideología delusional (delusional thinking) lo impidieron y llevaron la economía nacional al actual panorama desolador. Las cifras del PIB, del déficit fiscal, de la inflación, de las reservas internacionales, de la sobrevaluación, etc., describen el panorama con precisión; mientras que el precio bajo del petróleo y la incapacidad de someter mercantilmente a Arabia Saudita, Irak y Qatar, aborta las esperanzas de una pronta recuperación.

3. Se asoma el Leviatán

En su sobreestimación infantil del poder del Estado frente a la sociedad, y su hybrisgeneralizada, la nomenclatura del PSUV convirtió la crisis económica en crisis política. Su receta de autodestrucción consta de tres elementos: a) no hacer las reformas necesarias cuando tenía el poder de negociación necesario, después de la elección de Maduro; b) no entender que su mentira de “guerra económica” tenía un ciclo de manipulación efectiva limitado, como toda propaganda; c) al obligar al ciudadano a presentar documentos de identidad, registrarse, someterse a controles biométricos, conculcarle sus derechos civiles y constitucionales (prohibición de pernoctar fuera de supermercados) etc. —y toda esta parafernalia para comprar un kilo de papas (sic)— lo humillan, muestran que su modelo económico es inviable y exhiben la cara de Leviatán del Estado (policiaco).

4. La negación de China

El gobierno chino ha tenido tres fases en su trato con la troika. Cuando –por default— la troika llegó al Palacio de Miraflores, Beijing creyó en los reportes triunfalistas de los burócratas de su embajada, de que todo iba viento en popa. Cuando los índices de disfuncionalidad de la troika se hicieron más evidentes, Beijing aceptó que había una alta probabilidad, de que fracasara. Pero, para proteger sus inversiones de alrededor de 50 mil millones de dólares, por razones de Estado y geopolítica, decidió seguir apoyando, para evitar el peligro de un gobierno de derecha pro-gringa. Sin embargo, con el fracaso de la desesperada e improvisada visita de Maduro a China, Rusia y los países de Medio Oriente, quedó claro que Beijing ha abandonado la esperanza de que la troika pueda salvarse. Le negó a Maduro la liquidez necesaria ($16 mrd) para mantener su reality show” de “socialismo” hasta las elecciones. Para Beijing, la troika ya ha entrado en un de facto default político-económico. Es una conclusión nada dramática ni sorprendente. Simplemente reconoce una verdad objetiva que en lo económico ya había sido evidenciada por múltiples instituciones financieras del Capital.

5. Las mayorías se van – el fin del Chavismo

La sentencia al colapso de la troika está escrita en la evaluación de su gestión en las últimas encuestas nacionales. El 84% de la población considera la situación del país mala o muy mala; el 74% piensa que la gestión de Maduro es mala; el 72% no creen “nada” de las declaraciones del Presidente sobre la economía; el 70% no quiere que siga más allá del 2016; el 86% lo considera responsable de las colas; la presencia de los militares en el gobierno es considerado malo por un 70% y el 75% cree que la situación económica es ahora peor o mucho peor que hace un año.
Maduro es, hoy día, un general sin tropas. Pero, peor, sin espacios de maniobra: el 80% de los encuestados está en contra de una devaluación del bolívar; el 70% en contra del aumento de la gasolina; el 85% rechaza las expropiaciones como mecanismo para resolver la crisis y más del 90% considera indispensable un acuerdo entre el sector público y el privado para enfrentar la crisis.

6. La Batalla decisiva y el colapso de la 5ta República

La troika y su sumisa nomenclatura entran ahora a la batalla decisiva por el poder. Pero, comandan una fuerza fantasma. No tienen programa, ni cuerpo dirigente, ni narrativa o mística de guerra, ni tropas (apoyo popular/clase media), ni dinero. Es decir, carecen de los recursos básicos para vencer. Y, aunque en la guerra se cuentan los muertos después de la batalla, es obvio, que el destino de la batalla está sellado.
Ante esta situación, al 40% de los ciudadanos que no quieren votar ni por la troika moribunda, ni por la derecha unificada de Capriles- Fcón-López, les queda un solo camino de acción, para garantizar su futuro y el de la Patria. A semejanza de Grecia y España (Syriza, Podemos), formar un nuevo partido político de centro(-izquierda) que acaba con el estéril bipartidismo venezolano.

Fuente: Aporrea



“Me cansé de votar”, @mingo_1


Por José Domingo Blanco, 31/07/2015

Hace pocos días, un amigo me escribió para enumerarme las razones por las cuales no va a votar en las próximas elecciones. Y eso suponiendo que haya comicios. Además, me aseguraba categóricamente que no es abstencionista, que es un creyente fiel de las elecciones -porque es un demócrata a carta cabal- convencido por completo de que son las votaciones “aspecto fundamental de todo sistema que quiera tildarse de democrático”; a la par, por supuesto, de la tan cacareada independencia de los poderes, la manoseada descentralización y la burlada alternabilidad. Pero, resulta que para votar, mi amigo exigía que su voto tuviese valor. Me insistía en la ecuación: una persona igual a un voto. “Necesito completa garantía de que mi voto no va a ser manipulado y que, de verdad, sea secreto”. Es más, mi amigo fue enfático al insistir que ama la democracia y la libertad. Que siempre ha creído en los partidos políticos a los que, de hecho me consta, ha ayudado; porque, sin ellos es imposible que exista la democracia. 

Lo que pasa –y es que de esto, mi apreciado amigo está “hasta la coronilla”- es que hay suficientes motivos para no creer en los politiqueros de oficio que han terminado convirtiéndose en los grandes caciques de los partidos políticos de nuestro país. Y me explicaba que se niega a votar porque en este, nuestro país, no existe democracia desde hace muchísimos años. Porque es más que evidente –y los ejemplos corren por las calles- que vivimos en un sistema militarista y totalitario que se maneja desde Cuba, al antojo de los perversos hermanos Castro y sus socios.

Mi amigo no quiere votar porque nuestro país no es libre. Y no es libre porque no es independiente. Y está sometido a esa sangrienta dictadura de los vivarachos, oportunistas de turno y mequetrefes cubanos. Además, me insistía en su misiva, que se niega a votar porque no se siente representado por los grandes califas de la MUD. No lo convencen los socios y propietarios de los partidos políticos que hacen vida en la Mesa de la Unidad que, a su parecer, sólo ha servido para legitimar el régimen Castro-comunista “ilegal e ilegítimo”. Y se preguntaba mi amigo algo que yo también le he preguntado en más de una ocasión a esos presidentes eternos de partidos emblemáticos de nuestro país. Recuerdo una vez, entrevistando a Andrés Velásquez, le pregunté cuándo iba a haber elecciones en la Causa R para elegir nuevos cuadros directivos. No supo responderme porque, desde hace muchísimos años, desde el surgimiento del partido, Andrés Velázquez, es el partido. Por eso, tengo que concederle la razón a mi amigo cuando nos exhorta a sacar la cuenta de los años que lleva Ramos Allup ostentando el cargo de Secretario General de AD. O Julio Borges, de Primero Justicia, quien no ha dado el primer paso para convocar a unas democráticas y verdaderas elecciones en su organización.

Y sigue mi amigo esgrimiendo contundentes razones para no ejercer su derecho democrático y expresando su total desencanto. No votará mientras en el país exista un CNE que nunca ha sido independiente y es el organismo electoral de Miraflores y el Psuv. Un Consejo Nacional Electoral donde sus 23 jefes regionales están inscritos en el partido de gobierno; así como el Consultor Jurídico y los técnicos que manejan el “antisistema” electoral, incluyendo la sala de totalización.

No votará porque el REP, a su juicio, está amañado y envenenado. Donde se ha demostrado, en pasadas elecciones, que han fabricado hasta cinco millones de votos fantasmas, lo que les da el caldo de cultivo al CNE y al Psuv –que al final, son lo mismo- para manejar las cifras a su antojo y armar, de nuevo, un gran fraude. No quiere votar porque está cansado de escuchar a la MUD decir que tiene cubiertas el ciento de las mesas electorales, y sólo han llegado al 70 por ciento en pasados comicios y, en el interior del país, no ha existido ni siquiera representación en algunos centros.

Mi amigo se niega a votar hasta tanto sigan incorporando milicianos al Plan República porque son fichas del régimen, tarifados del gobierno, dispuestos a velar por los votos del Psuv. No ejercerá su derecho al voto hasta que el Plan República se limite sólo al resguardo exterior de los centros electorales porque son militares leales al gobierno y a Chávez.

No va a votar hasta que se respeten los horarios de las votaciones, sin prórrogas caprichosas a criterio del CNE, extensiones que sólo buscan favorecer a los candidatos del régimen. Mi amigo no quiere votar hasta que permitan la participación como veedores, a organismos como la OEA, ONU, Unión Europea, ONG de Derechos Humanos, a las que Maduro les tiene tanto culillo.

Y mi amigo alega, contundentemente, una razón que yo he venido recalcando desde hace muchísimo tiempo. No se trata de rogar por condiciones mínimas: la cuestión es exigir, a viva voz, y lograr las condiciones plenas, necesarias en cualquier evento electoral transparente, serio y democrático. De lo contrario, el fraude está de antojitos. ¿Por qué la MUD no exige condiciones y llama desesperadamente a votar? Por eso es que los tildan de colaboracionistas del régimen. Con este escenario, nada favorece y propicia el libre ejercicio del voto.

Y finaliza mi amigo diciendo que cada quien es libre de votar y hacer lo que su conciencia le dicte; pero votar, sin estas condiciones mínimas, será como presenciar de nuevo, la crónica de un fraude anunciado.

mingo.blanco@gmail.com
@mingo_1


MUD presentó tarjeta única y comando único de campaña nacional









MUD 31 de julio de 2015

Bajo la consigna “sí se puede” y acompañado por los representantes de diversos partidos políticos, el secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chúo Torrealba, presentó al país la Tarjeta Única y el Comando Único de Campaña Nacional de cara a las elecciones del 06 de diciembre.

Torrealba resaltó la importancia de construir –en los 135 días que restan para celebrarse los comicios– la organización perfecta para lograr la victoria que se desea.

“¿Qué está buscando Nicolás Maduro? ¿Una conmoción social, sacarle el cuerpo a las elecciones?, se preguntó Torrealba, quien comprometió a la Mesa de la Unidad a “garantizar junto al pueblo la gobernabilidad” para asegurar que el país llegue a la fecha fijada para las elecciones sin alteraciones. Dijo que la crisis general del país “exige un elevado nivel de responsabilidad”.

“Estamos arrasando, galopando en las encuestas. Todos los sondeos de opinión dicen que la oposición duplica o triplica al sector oficialista. Esa intención de voto la vamos a construir en voto efectivo, en historia cierta. La garantía de eso está en lo que nosotros estamos anunciando: la Tarjeta Única y la creación de un comando de campaña a nivel nacional, que va incluir a los partidos y a todos los sectores sociales que quieren cambio en este país”, añadió Torrealba.

Pese a que el Gobierno cuenta con la maquinaria del Estado — precisó el máximo portavoz de la alternativa democrática — , “nosotros tenemos al pueblo que está cansado de la escasez y la inseguridad”.

Se reiteró el compromiso de lo que la MUD hará con su mayoría parlamentaria, en caso de alcanzarla, y será, primero que todo, la aprobación de una Ley de Amnistía General, que libere a los presos políticos y permita el retorno al país de los exiliados.
A la par de un comando nacional, como se indicó la semana pasada y lo reiteró Torrealba en este acto, se constituirán comandos circuitales en cada una de las 87 circunscripciones del país que estarán integrados por todos los partidos y organizaciones activos en cada localidad, que a su vez promoverán la constitución de comandos de campaña en cada centro de votación con los electores allí empadronados.

Todos por la Unidad

Tras los anuncios del secretario, voceros de los partidos ratificaron su apoyo a la Tarjeta Única. Julio Borges, de Primero Justicia, indicó que hoy “le estamos presentando a Venezuela la Unidad perfecta para una victoria perfecta”.

Entretanto, Freddy Guevara, de Voluntad Popular, señaló que hoy la organización que representa asume su compromiso con la Unidad.

Enrique Márquez y Richard Blanco, candidatos a la reelección por Zulia y Caracas, coincidieron en resaltar que la MUD no va a llegar sola a la Asamblea Nacional, sino que lo hará con los venezolanos que la respalden en las urnas, y que serán los que saquen “a los presos de sus mazmorras”, dijo Blanco, quien tuvo palabras especiales para el alcalde metropolitano, Antonio Ledezma, fundador de ABP, quien cumple prisión domiciliaria.


Henry Ramos Allup, candidato por el Circuito 3 del Distrito Capital, recalcó que “el pueblo escarnecido y humillado va a sacar del poder al Gobierno por vías estrictamente constitucionales”. Mencionó que el oficialismo para tratar de derrotar a la Unidad “ha perseguido, encarcelado, calumniado y puesto candidaturas paralelas”, pero se avecina una elección polarizada que llevará a los electores a salir a votar para “quitarse de encima esta tragedia”

Reporte Unidad, rompiendo la censura, 31 de Julio 2015, @unidadvenezuela



viernes, 31 de julio de 2015

Un hombre con suerte, @Yedzenia



Por Yedzenia Gainza, 29/07/2015

Esta es solamente una de tantas historias que sirven para medir el marasmo en que está sumergida Venezuela. En días pasados Samuel (un venezolano como cualquier otro) escribió uno de esos mensajes larguísimos que no son más que el desahogo entre tanta desesperación. Sin un “hola” ni nada lo soltó todo como si no hacerlo lo asfixiara.

“Me quedé accidentado un día jueves a las seis de la tarde en la ciudad (por suerte). Transcurrieron más de dos horas y no llegaba la grúa del seguro. En vista de que eran las 5:30 e iban a cerrar el concesionario, decidí llamar una grúa por cuenta propia no sin antes haber llamado al concesionario y rogar para que autorizaran al vigilante a recibirme el carro a la hora que llegara. ¡Lo logré! Mi carro estuvo quince días para que me dieran un diagnóstico y la posible solución temporal mientras consigo el repuesto, porque como sabes, aquí un repuesto es poco menos que una fantasía. Buscando en el mercado negro quizás lo encuentre a un precio inalcanzable.

Retiré mi carro con la posible corrección, pero al rato noté que presentaba una falla al encenderlo. Llamé de nuevo al concesionario, me indicaron que llevara el carro de inmediato, pero no podía porque estaba en otra ciudad. De modo que regresé a casa sabiendo que al día siguiente con falla y todo debía ir de nuevo al mismo lugar, es decir, a jugármela a 50Km de distancia.

Estuve varado dos semanas, pues mi otro carro también está en reparación. No pude llevarlo tampoco un día después.  Llamé entonces el lunes y la respuesta es que de debo esperar una cita ¿Una cita? ¡Mi carro está en garantía! ¿cómo que una cita? Me planté allí el miércoles e hice lo único que parece funcionar: armar un escándalo. Y así fue, lo más pronto era el jueves 23, pero entre un jueves y “la nada” ya me sentía triunfador.


Aquí las colas en los talleres no hay ni que describirlas. La causa: no hay carros nuevos que comprar y los precios son astronómicos.  No es que las colas sean largas como las de la comida (que ya es bastante humillante tener que pasar por eso) sino las listas de las cuales depende la cita. Las colas varían en función del número de clientes que citen según la capacidad diaria.

Madrugué como un muchacho esperando entrar a un concierto de rock. Al ser el segundo en la cola conseguí que revisaran el carro, pero al final decidieron no recibírmelo porque faltaron tres de los cuatro técnicos –una cosa normal debido a que el 24 de julio era festivo, y en consecuencia, la excusa perfecta para hacer puente–. Sin duda, esa era la causa de la ausencia.

El absentismo laboral es descarado en todas partes. La gente, respaldada por una maldita ley de inamovilidad vigente desde hace años, abusa.  Nuevamente me ofrecen disculpas y no me quedó más remedio que aceptarlas con una nueva cita para el lunes 27 cuando repetí la operación: madrugonazo, cola, revisión, espera… Un día después al no tener respuesta llamé para saber qué pasaba. Nuevamente se disculparon porque otra vez habían faltado los técnicos (ahora debido a un paro de transporte).

Entre fallos, puentes y paro llevo casi un mes inactivo, lo que me convierte en uno de tantos con innumerables limitaciones para producir en Venezuela.  Eso también se nos confiscó mediante el esquema socialista, y  cada quien como mucho administra su paciencia según su estado de salud.

La reparación de mi carro cuesta 732 dólares. Sí, se dice en dólares porque cada día la moneda nacional está más devaluada, tanto que ni en un maletín de esos tan utilizados por estos corruptos cabrían tantos billetes. Esa es la realidad aquí, todo cuesta de acuerdo al único dólar del que se tiene noticia (el dólar paralelo) aunque solo tengamos bolívares para pagar. Desgraciadamente producimos bolívares, no dólares.

Si vinieras, verías que hay negocios cerrados en los centros comerciales. La explicación es sencilla: ganan más cerrados que abriendo a diario. Mientras no venden la mercancía se les revaloriza. Vendiendo pierden, y de paso tienen que afrontar los gastos de seguir manteniendo empleados que faltan cuando les da la gana, o pagando vacunas para no ser atracados.


Todo lo que aquí pasa o te pasa, todo, absolutamente todo es producto de este desgobierno. Hasta de un dolor abdominal no tienes a más nadie a quien culpar sino a ellos, porque si la comida que te generó el malestar fuera la adecuada, tú dolor abdominal quizás no existiría. Si pudieras conseguir la medicina apropiada para combatirlo, tu dolor abdominal sería una anécdota. Aquí no hay nada, esa es la verdad.

Si te detienes a pensar unos segundos cada vez que algo te ocurre, te das cuenta de que nuestra vida está programada según la ineptitud de estos sinvergüenzas que sólo sirven para destruir y robar.”

A pesar de todo Samuel tiene suerte: no lo asaltaron mientras esperaba la grúa, no se accidentó en la Autopista Regional del Centro, no le han robado un carro que sigue en garantía, no lo encañonaron en la cola. El repuesto cuesta un dineral, pero es probable que haciendo un gran esfuerzo pueda comprarlo. Incluso tiene un segundo automóvil en reparación. Sí, tiene suerte, podría estar muchísimo peor. Por desgracia, es lo único que se le puede decir para que no se hunda viendo la miseria que ha dejado a su paso la Revolución Bolivariana.


Yedzenia Gainza
@yedzenia

Chavismo multiplicó por ocho la deuda externa de Venezuela, @carlosvilchezn


Carlos Vilchez Navamuel, 30/07/2015

Debe de ser muy difícil para los venezolanos entender qué es lo que pasa en su país y menos comprender por qué estos gobiernos chavistas se endeudaron tanto en tan solo 16 años, el pueblo sabe que su gobierno ha recibido miles de millones de dólares por la venta de petróleo, un estudio de Miguel Aponte, titulado “15 años de la economía venezolana”, nos dice que solo PDVSA recibió más de $850.000 millones de dólares por la venta de petróleo entre 1999 y 2013.
http://www.academia.edu/6952974/15_a%C3%B1os_de_econom%C3%ADa_venezolana_1999_-_2014_resultados

El periódico venezolano El Universal nos informó en el 2012 que “Para el año 1998 la deuda pública total (tanto interna como externa) en Venezuela era de $33.000 millones de los cuales $28.455 millones correspondían a deuda externa. Esos números significaban un 35% del PIB y al sacar la cuenta de la deuda per cápita, esta nos arrojaba $1.429.  http://www.eluniversal.com/opinion/120806/cuanto-es-la-deuda-de-cada-venezolano
    
Y el sitio en Internet prodavinci.com, publicó el 25 de abril de 2015 un artículo titulado: ¿A cuánto asciende la deuda total de Venezuela? Los autores de este escrito son Asdrúbal Oliveros y Gabriel Villamizar y nos explican entre otras cosas que “La deuda consolidada del sector público venezolano alcanzó los US$249.523 millones al cierre de 2014, de los cuales US$ 121.688 millones correspondieron a endeudamiento del Gobierno central (bonos de deuda interna y externa, letras del tesoro y préstamos con multilaterales), US$46.153 millones a la deuda financiera de Pdvsa (denominada en su totalidad en dólares), US$19.564 millones a financiamientos obtenidos a través de Fondo Chino, US$11.359 millones por expropiaciones y nacionalizaciones no canceladas y US$23.443 millones a deuda no financiera de Cadivi-Cencoex (divisas para importaciones, dividendos, renta y servicios que fueron aprobadas pero no liquidadas).

Esto quiere decir que cada uno de los 30 millones de venezolanos debe más de $8000 dólares, en consecuencia la deuda per cápita se incrementó en más de 7 veces, y la deuda total en más de 9 veces.

De nada sirvió tanta bonanza petrolera, cerca de 3 millones de personas todavía viven en ranchos y otro tanto comparten domicilio con su familia y más triste aún, millones de venezolanos continúan viviendo en la pobreza, una información extraída del periódico venezolano Universal del 15 de junio de 2015 nos dice que “De acuerdo con las estimaciones realizadas por los investigadores económicos de varias universidades del país, la proporción de pobreza para el año 2015 será de 55%, es decir, 18 millones de venezolanos estarán en situación de pobreza al finalizar este año, debido a la caída del ingreso, a la inflación, estimada en 150%, y a la escasez de alimentos y un 23% vive en la pobreza extrema. Así lo refirió Marino González, profesor del Departamento de Ciencias Económicas y Administrativas de la USB, a propósito del reciente reconocimiento que otorgó la FAO a Venezuela por su éxito en materia alimentaria”.

Pero lo peor está por venir, el sitio de Internet, sumarium.com, nos informa que “las Reservas líquidas de Venezuela rondarían los 900 millones de dólares, según Morgan Stanley, el banco de inversión estadounidense señaló que el país petrolero, que atraviesa por una compleja crisis económica, está quemando sus reservas a un ritmo de alrededor de 1,6 millones de dólares al mes”.


Carlos Vilchez Navamuel
http://www.carlosvilcheznavamuel.com
@carlosvilchezn

Descontrol de la natalidad, @marinojgonzalez


Por Marino J. González, 29/07/2015

La paradoja es dramática. Por una parte tener un gobierno que quiere controlar a toda la sociedad. Controlar lo que se dice, lo que se produce, la cantidad que se debe vender, el precio de los bienes, entre otras cosas. Es decir, un gobierno que se entromete en cada espacio de la organización social para imponer su visión de las cosas. Pero al mismo tiempo, es un gobierno ausente justamente de los espacios individuales que requieren el apoyo y participación de la acción pública.

La salud reproductiva ilustra cabalmente esta paradoja. El gobierno ha regulado la producción de medicamentos y métodos asociados con la decisión de las parejas sobre el número de hijos y el tiempo para la procreación y los nacimientos. La consecuencia es obvia: se ha producido una escasez de todos los métodos modernos de contracepción. Algunos de ellos, como los preservativos, píldoras anticonceptivas, porque no se garantizan los insumos para el abastecimiento del mercado. Otros, como la realización de esterilizaciones, porque la crisis de los servicios impide satisfacer la demanda.

Los resultados están a la vista. La Federación Farmacéutica ha informado que actualmente se presenta una escasez de 85% en el suministro de anticonceptivos. No se necesita un consejo de sabios para imaginarse las consecuencias de esta escasez. En primer lugar, no es previsible que la escasez se resuelva adecuadamente con las actuales políticas económicas. En segundo término, es obvio que las dificultades para encontrar los métodos contraceptivos afectarán a todas las parejas, y especialmente a las más jóvenes, que son casualmente también las que tienen menos recursos para adquirir estos métodos. 

De allí que sea previsible también un aumento en la tasa de embarazos adolescentes, ya la tercera más alta en América Latina en 2014 (101 embarazos por cada 1000 mujeres entre 15-19 años según el Fondo de Población de las Naciones Unidas), solo superada por Nicaragua y Honduras. De manera que entonces se van a agregar mayores complicaciones a un problema de bastante complejidad.

Pero la situación no se detiene allí. De un grupo de 18 países de América Latina, Venezuela es superada por 13 de ellos cuando se analiza la satisfacción de la demanda de anticoncepción. Venezuela solo supera a Bolivia, Chile, Guatemala, y Panamá. El porcentaje de demanda satisfecha en Venezuela era 85% según el último informe mundial del Fondo de Población (2014). Se puede suponer entonces que con la escasez señalada, la satisfacción de la demanda será mucho menor.

La consecuencia directa de esta situación es la afectación de las familias en una decisión a todas luces de alta relevancia, que requiere el concurso de los servicios de salud para que sea la más adecuada posible. Los efectos, sin embargo, tampoco los conoceremos de forma inmediata. En el sitio web del INE se encuentra la cifra de nacimientos solo hasta 2012. La gestión del gobierno ha llevado más descontrol en la natalidad de los venezolanos.

Politemas, Tal Cual, 29 de julio de 2015