miércoles, 22 de octubre de 2014

Los anti-MUD y los MUD-Dependientes, @Olgak26


Por Olga K, 22/10/2014

En estos días donde la política ha creado toda una gama de dependencias que van de lo económico a lo afectivo, de lo meramente utilitario a lo que se quiere vender como sublime y casi califica mejor para el ridículo-en ambos bandos-, hay una dependencia a la que me quiero referir en particular. Es una que se balancea, precariamente, entre lo malsano, lo lastimoso y lo ridículo. No sé si exista una palabra para tal combinación.

Me refiero a la MUD-dependencia de algunos anti-MUD.

Y es que –estemos claros- no es lo mismo ser Anti-MUD, que MUD-Dependientes aunque si se pueda ser las dos cosas a un mismo tiempo.

Me explico: los que se limitan a manifestar con precisión dirigida su desacuerdo y desagrado con ella, son simplemente anti-MUD. Y ¿qué decirles?, están en su derecho…

Políticamente vivimos en un régimen autoritario, pero en lo personal, los gustos y preferencias de cada quien, siguen siendo libres. Mal puede nadie trabajar por la ¨democracia¨ intentando imponer un pensamiento único… un gusto único.

Así que nadie ¨tiene¨ que querer a la MUD por obligación y a juro.

Si no te gusta, simplemente la ignoras.

Si crees en ella, bien.

Y si eres además, un ciudadano en ejercicio, la acompañas, la apoyas y aportas en la medida que puedes, incluyendo una crítica constructiva de la que no está exenta la rudeza. Rudeza que no te hace ¨anti¨ porque el buen ciudadano-por definición- no puede ser incondicionalmente ¨pro¨. ¡Vamos! eso que llaman sanidad… equilibrio… coherencia .

Pero en nuestro folklórico panorama político tenemos a los (léase todo pegadito y sin respirar) ¨MUD-Dependientes-Anti-MUD¨ que son otra casta. Son esos sujetos que cual Giardia lamblia solo tienen vida porque ella-la MUD- existe. Dependen de ella para poder ¨ser¨… en su reducido círculo intestinal, se entiende. Que más se dedican a combatirla a ella que al gobierno que ¨dicen¨ rechazar. Son esos que la adjetivan profusamente y a ratos parecen competir a ver quien la insulta más grueso. Que se aplauden mutuamente entre sí como quien se da autobesitos en el espejo y se cree profuuuuundamente amado(¡ops!)

En el twitter espacio es particularmente notorio. Tanto así, que investigando sobre eso que llaman ¨dependencia¨ encontré esto que los retrata tan bien a ellos como personajes así como a su patológica relación con la MUD: Estas relaciones (de dependencia) se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro… Pese al malestar y al sufrimiento que la relación les cause se sienten incapaces de dejarla, siendo los intentos nulos o fútiles. Son frecuentes las distorsiones cognitivas como el autoengaño y la negación de información que le proporciona su entorno.

¡Vaya pues!

Claro, que hay profesionales en la materia y yo no soy ni pretendo ser uno de ellos. Pero leer todo y a todos, observar e hilar lo que pasa en mi país, es tarea en la que me aplico y como escribidora, comparto. Estos personajes anti-MUD y MUD-dependientes a un tiempo, tienen una desesperada necesidad de ser tomados en cuenta a costa de lo que sea. Pero la Realidad, esa impertinente inoportuna, les obliga a ver que, primero, la MUD existe pese a su odio, y segundo, que hagan lo que hagan y digan lo que digan, la MUD es sólo una ¨instancia¨, un ente que no pueden asir, cambiar de sitio o hacer desaparecer. Cuando eso ocurre, les entra como un ahogo irritado y como solución alternativa, ante la imposibilidad de convertir a ese ente que es la MUD en polvo cósmico, vierten su patología, aumentada e intensificada por la frustración, en las personas que, en sano ejercicio de su libertad, le expresan (¡mos!) apoyo a la MUD como espacio unitario. Nos convertimos así en la personificación y el blanco de su obsesión, de su insuficiencia… y de ahí en adelante, no conocen freno.

¿Son muchos? No. Más que muchos, son muy ruidosos. Les ha venido al pelo emparentarse con los ¨hater”, esa nueva ¨especie¨ de internet que algunos llaman odiadores y otros aborrecedores. Uno de ellos lo expresa así: “No estamos de acuerdo con nadie¨, tanto que, ahora que los hater han aumentado en número, se odian entre sí¨.

Pues sí. Ese suele ser el destino al que lleva el camino del odio. Odiarse entre sí.

Ese es justamente el camino que no queremos transitar los que apoyamos la Unidad… esa que aun con sus errores, sigue siendo la opción deseada por la mayoría.

Para desengaño y frustración de los ¨Hater-MUD-Dependientes-Anti-MUD¨, resulta que su existencia ¨per se¨ es imposible. Dependen de que existamos la MUD y los que creemos en ella porque su vida somos nosotros. ¡Menuda ironía! ¿Entienden por qué decía que esta dependencia , aun sin nombre, se ubica en un balanceo precario entre lo malsano, lo lastimoso y lo ridículo?

Cada dardo de odio no hace otra cosa que confirmar que ¡oh desdicha suya! nos necesitan. Desesperadamente.

Que dependen de nosotros. Irremediablemente.

Pero más claro aun, que el calibre de sus insultos, refleja cuánto nos magnifican…

¡Vaya voltereta!

Cabría para ellos otra alternativa, pero es demasiado sana, un reto sólo para espíritus libres y valientes. No apta para guardias en condición de dependencia: que creen su propia instancia, perfecta según sus propios parámetros… y que se fajen a sumar seguidores… que ahí, justo ahí es donde está el detalle.

De resto, los de este ente inasible, suerte de Fuenteovejuna que es la MUD y los que la apoyamos, con darle ¨block¨ al odio tenemos.

Para fatalidad de los Hater-MUD-Dependientes-Anti-MUD ¨su destino se parece más al del Comendador porque, como en el pueblito cordobés de Lope de Vega, el espíritu unitario, no es sujeto de ¨block¨… ¿Quién detiene a Fuenteovejuna?


Olga K
@olgak26

El estafador, Eddie Ramírez


Por Eddie Ramírez, 22/10/2014

El estafador se aprovecha de la buena fe de personas que están poco informadas o que por razones afectivas o de índole política depositan confianza en quien engaña. A veces procede por iniciativa propia, pero las más de las veces se apoya en cómplices. Nuestra historia reciente cuenta con dos grandes estafadores, el ¨comandante eterno¨ y Nicolás, su hijo putativo.

El presidente de facto estafa a sus partidarios diciéndoles que los precios del petróleo se desplomaron porque el ¨imperio¨ quiere acabar con las economías rusa y venezolana. No tiene la honestidad intelectual de decirles que las causas son que nuestros socios de la OPEP están bombeando más petróleo y vendiendo con descuentos, que los países desarrollados están hoy con economías debilitadas y por ello demandan menos petróleo y que los Estados Unidos se copiaron eso del desarrollo endógeno y decidieron aprovecharse de la política de los precios altos, vigentes hasta hace poco, para desarrollar sus reservas de crudo contenidas en lutitas que antes no era rentable y así disminuir sus importaciones.

Los venezolanos fuimos estafados con las importaciones de petróleo liviano. Aclaremos que una compañía puede vender petróleo y al mismo tiempo comprar, todo depende de las circunstancias de oferta y demanda. En el caso de las compras de crudo ligero a Argelia y a Rusia, quizá Pdvsa no pierda en la operación de mezclar extrapesado de la Faja con el ligero importado y vender un crudo intermedio, pero evidentemente dejó de ganar al no prever la construcción de ¨mejoradores¨ para acondicionar el extrapesado. Los únicos cuatro ¨mejoradores ¨existentes fueron construidos por la Pdvsa meritocrática y hoy algunos no funcionan a plena capacidad. También Pdvsa fue negligente al descuidar la producción de livianos, por lo que es escaso aun teniendo reservas. Igualmente fuimos estafados cuando los rojos eliminaron la Orimulsión, que permitía exportar el extrapesado, a menor precio, pero a muy bajo costo de producción.

Maduro estafa a sus compatriotas aseverándoles que no importa que el precio del petróleo baje a 40 dólares el barril, mientras por otro lado trata desesperadamente de convocar de urgencia a la OPEP para intentar reducir producción a ver si los precios aumentan. Quizá deba convocar al ¨pajarito¨ para que le proporcione información de cómo logró que el precio aumentara apenas llegó al poder, lo cual se atribuyó a un éxito personal a pesar de que es sabido que el factor fue la recuperación de la economía en el sudeste asiático.

Las estafas más conspicuas han sido las electorales, al no permitir auditorías que avalen o rechacen los resultados. Otra estafa fue cometida en contra de los deudos de los 19 ciudadanos asesinados el 11 de abril del 2002, en la que condenaron a inocentes y se hicieron de la vista gorda con los posibles victimarios. También fueron estafas los anuncios de innumerables magnicidios sin prueba alguna, solo con la intención de despertar simpatía y acusar a la oposición de estar comprometida.

Una estafa de alcance internacional es acusar sin pruebas a Uribe, Obama, paramilitares y a la oposición en Miami y local de los asesinatos de Otayza y de Serra. En el primer caso es de presumir que los ¨sicarios¨ condujeron a la víctima a control remoto al barrio La Palomera para allí cometer el crimen. En el de Serra fue con arma blanca quizá porque los ¨sicarios¨ no recibieron dólares para adquirir armas de fuego y tampoco para hospedarse en un hotel, por lo que tuvieron que alojarse en instalaciones gubernamentales de la Misión Vivienda. Los dirigentes de los ¨colectivos¨ abatidos en el edificio Manfredi eran hasta ayer fervientes revolucionarios a quienes el anillo de seguridad del ministro Rodríguez Torres permitía acercarse y tomarse fotos, pero hoy Maduro estafa a sus partidarios inculcándoles que eran malandros, lo cual tampoco es excluyente.

Si el estafador quiere pasar a la historia con un tratamiento no tan severo, debería reconocer que Pdvsa está en la carraplana, que fue un error estatizar empresas privadas y aprobar leyes para controlar precios. Desde luego, también debería desarmar a los paramilitares rojos, poner en libertad a los presos políticos, cesar las persecuciones judiciales y aceptar nombrar un CNE de acuerdo a la Constitución y un TSJ no sumiso. Sabemos que esto es imposible, por lo que el estafador deberá enfrentar, por lo menos, la dura sanción de la historia y la alternativa democrática unida debe propiciar su salida lo antes posible por vía constitucional.

Como en botica: El régimen sigue con la intención de vender CITGO por considerar más importante los mercados de Cuba, Jamaica y República Dominicana, en donde adquirió participación en refinerías, que el norteamericano. Nuevamente la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo advirtió al país de la inconveniencia de esa venta. Sería otra gran estafa. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!


Eddie Ramírez
eddiearamirez@hotmail.com

Una seguridad feliz, @seguritips


Por Ing. Alberto Rey, 21/10/2014

La palabra seguridad es un constructo humano. Es tan poderosa, que con ella se engloba prácticamente toda la supervivencia del hombre, su cultura, su hábitat y hasta su futuro. La seguridad podríamos asimilarla perfectamente a un selecto grupo de palabras que arbitrariamente he llamado complejas, no por su construcción gramatical, sino por la multidimensionalidad que encierran. En este grupo también tengo a la libertad y a la felicidad.

Hago esta complicada introducción para intentar explicar algo bastante más sencillo; que es abordar la ya bien conocida pregunta de ¿Cómo resolver el problema de la seguridad?

El asunto sería tan complicado como responder a la cuestión de cómo resolver el problema de la libertad o la felicidad.

No pretendo aquí dar las claves del sentido de la vida porque sencillamente no las tengo. Sólo quisiera mostrar que cómo tema complejo su solución no puede ser simple y que se requiere una aproximación desde varios ángulos para poder dar con una efectiva respuesta.

Deberíamos empezar por entender cuál es el propósito de la seguridad. ¿para qué sirve? ¿cuál es su sentido?

Aquí puede haber tantas respuestas como lectores, pero me voy a quedar con la más amplia: la seguridad sirve para garantizar la subsistencia y el bienestar de la persona y su entorno. Cuando definimos el propósito, también estamos fijando un patrón de medición. Es decir, si en una ciudad mueren muchas personas víctimas de la violencia, por la razón que sea, podemos afirmar que no es segura, porque allí no se garantiza la subsistencia. Igual aplica cuando no se pueden garantizar componentes tan vitales como la alimentación, el agua potable, la salud o la educación. Son todas piezas importantes y necesarias para la subsistencia y el bienestar. De hecho, EL PNUD en el año 2006, acuñó el concepto seguridad humana, vinculándolo a quelos individuos tengan garantizada su seguridad económica, ambiental, alimentaria, personal, comunitaria y política. Va más allá de la estabilidad nacional o territorial y busca la protección de las personas contra cualquier amenaza, vulnerabilidad o riesgo.

Más específicamente y para los profesionales del área, la seguridad se vincula con la vida ciudadana. La seguridad ciudadana tiene como propósito garantizar la vida y el bienestar de los ciudadanos. Piensen por un momento en todo lo que esto implica y verán que va mucho más allá de tener policías en la calle.

Otro aspecto que se considera como una dimensión de la seguridad es un poco más subjetivo, pero igualmente clave, y se trata la muy importante pregunta:

¿qué nos hace sentir más seguros?

En esta respuesta está la instrumentación directa de aquello que se debe lograr para que la seguridad se inserte positivamente en la valoración del individuo y, por efecto de ciclo virtuoso, contagie al resto de la gente. Aquí me refiero entre otros, a elementos como; las calles iluminadas, las aceras despejadas de obstáculos, al respeto de las normas de tránsito, a los espacios públicos ocupados con actividades constructivas, a la imagen del policía como un servidor y autoridad que se gana la admiración de la población y al funcionamiento del sistema de justicia como regulador de las desviaciones. La seguridad es un compendio de muchos elementos, que cuando operan en conjunto, trasmiten el mensaje correcto, invitándonos a integrarnos con el espacio y con el resto de los ciudadanos.

Así como para el individuo, la felicidad está vinculada a su nivel de bienestar, al sentido de su vida y sus logros acumulados, igualmente, pudiéramos concebir una seguridad feliz y positiva, orientada a garantizar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos y a producir y mantener logros que nos vinculen a la identidad y sentido de pertenencia con nuestras ciudades. Es posiblemente una vía para construir cohesión y tejido social alrededor de la necesidad que todos tenemos de vivir en espacios más seguros.

http://fundesmu.wordpress.com/2014/10/21/una-seguridad-feliz/

Venezuela: entre el rentismo y la política, @CentroGumilla


Por Piero Trepiccione, 21/10/2014

La verdad no se si la disminución de los precios petroleros es algo coyuntural o se hará tendencia en los próximos meses, pero lo cierto es que personalmente apuesto a que se mantengan o suban, ya que Venezuela, ahora menos que nunca, està preparada para soportar una caída abrupta de su principal y casi único producto de exportación. Sabemos hasta la saciedad la influencia que el rentismo ha ejercido y ejerce sobre el funcionamiento del Estado y de la sociedad misma; pero quienes sufrirían un colapso petrolero internacional serían los venezolanos más vulnerables, aquellos que històricamente, han estado apartados del manejo doloso de los recursos provenientes del llamado oro negro.

Nuestra economía es muy vulnerable y dependiente de los vaivenes del mercado petrolero global. Aunque la Opep se fortaleció en los últimos años y ello favoreció los altos precios, también hay que tomar en cuenta otros factores que han incidido. El crecimiento exorbitante y permanente de la economía china por ejemplo, así como el florecimiento de economías alternativas que han requerido una mayor cantidad de combustibles para potenciar sus niveles de producción. Pero, al parecer, también con los altos precios del crudo, se ha impulsado la aparición de nuevas zonas de explotación petrolera que están incrementando sobremanera la oferta en los mercados globales. Y es allí donde se puede ir rompiendo el equilibrio entre la demanda y la oferta globales generando como consecuencia una disminución progresiva de precios.

Una disminución del ingreso fundamental del Estado venezolano en estos momentos de caída de la producción local, alto endeudamiento tanto del gobierno como de la propia petrolera estatal, y un elevado y no pocas veces irracional, gasto público, se puede convertir en un cocktail explosivo en materia de situación socioeconómica de los venezolanos; que si bien es cierto lograron percibir la renta petrolera en los últimos tiempos a través de la política social del gobierno, impactando favorablemente con una disminución de los niveles de pobreza y además, reduciendo la desigualdad según el índice de Gini, ahora se volverían más vulnerables hacia un retroceso gradual o abrupto, según sea el caso, de sus niveles de vida. Todo esto simplemente por el uso de la fórmula pragmática de “rentismo y política” que ha caracterizado el ejercicio de muchos gobiernos en Venezuela sin establecer bases sólidas para reducir la monodependencia petrolera y poder afianzar líneas de producción y autoabastecimiento regular en otras áreas cruciales de la economía nacional.

http://sicsemanal.wordpress.com/2014/10/21/venezuela-entre-el-rentismo-y-la-politica/#more-5399

Por el suelo popularidad de Maduro; chavismo pierde simpatizantes en Venezuela, por AFP

AFP 21 de octubre de 2014

La valoración del presidente venezolano, Nicolás Maduro, alcanzó su nivel más bajo con una desaprobación de 67.5%, mientras que el chavismo pierde adeptos, con 28.9% de personas que se autodeclaran partidarios suyos, contra 38% a favor de la oposición, según una encuesta de la firma Datanálisis conocida este martes.

La encuesta, filtrada a la prensa y realizada entre el 27 de septiembre y el 7 de octubre entre 1,300 personas, muestra que el 67.5% de los consultados valoró de forma negativa la gestión de Maduro, heredero político del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013) y que asumió el poder tras ganar las elecciones en abril de 2013.

Los que aprobaron la gestión de Maduro, quien según Datanálisis tuvo su mayor valoración positiva al asumir la presidencia con 55.2%, representaron 30.2%.

Sobre las simpatías partidistas, el estudio muestra que el oficialismo pierde adeptos, ya que 28.9% se autodeclaró chavista, uno de los niveles más bajos en la década.

En contraste, la oposición alcanzó el mayor número de adeptos en 10 años al sumar 38%, mientras que el 28.9% se declara sin simpatía partidista.

Sobre la situación del país, Datanálisis señala que el 81.6% de los encuestados la consideró de regular a muy mala contra 18.2% de regular a muy buena.

Entre los políticos de oposición, Henrique Capriles, gobernador del populoso estado de Miranda (norte), tuvo una evaluación negativa de 46.4% y una positiva de 42.1%.

Leopoldo López, líder del radical partido Voluntad Popular encarcelado desde febrero acusado de incitar a la violencia en manifestaciones antigubernamentales, tuvo una evaluación positiva de 45.6% contra una negativa de 40.0%.

Según la comparación histórica de la firma Datanálisis, que abarca poco más de una década, ésta es por lejos la peor valoración que ha tenido el chavismo, en el poder desde 1999.

Venezuela atraviesa una complicada situación económica marcada por una inflación superior a 60% anual, una aguda escasez de productos básicos y sequía de divisas, lo que desató de febrero a mayo pasados cruentas protestas antigubernamentales que dejaron 43 muertos.

Tomado de: http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article3199967.html#storylink=cpy

Los anti-MUD y los MUD-Dependientes, por @olgak26

OlgaK Mie Oct 22, 2014

En estos días donde la política ha creado toda una gama de dependencias que van de lo económico a lo afectivo, de lo meramente utilitario a lo que se quiere vender como sublime y casi califica mejor para el ridículo-en ambos bandos-, hay una dependencia a la que me quiero referir en particular. Es una que se balancea, precariamente, entre lo malsano, lo lastimoso y lo ridículo. No sé si exista una palabra para tal combinación.

Me refiero a la MUD-dependencia de algunos anti-MUD.

Y es que –estemos claros- no es lo mismo ser Anti-MUD, que MUD-Dependientes aunque si se pueda ser las dos cosas a un mismo tiempo.

Me explico: los que se limitan a manifestar con precisión dirigida su desacuerdo y desagrado con ella, son simplemente anti-MUD. Y ¿qué decirles?, están en su derecho...

Políticamente vivimos en un régimen autoritario, pero en lo personal, los gustos y preferencias de cada quien, siguen siendo libres. Mal puede nadie trabajar por la ¨democracia¨ intentando imponer un pensamiento único... un gusto único.

Así que nadie ¨tiene¨ que querer a la MUD por obligación y a juro.

Si no te gusta, simplemente la ignoras.

Si crees en ella, bien.

Y si eres además, un ciudadano en ejercicio, la acompañas, la apoyas y aportas en la medida que puedes, incluyendo una crítica constructiva de la que no está exenta la rudeza. Rudeza que no te hace ¨anti¨ porque el buen ciudadano-por definición- no puede ser incondicionalmente ¨pro¨. ¡Vamos! eso que llaman sanidad... equilibrio... coherencia .

Pero en nuestro folklórico panorama político tenemos a los (léase todo pegadito y sin respirar) ¨MUD-Dependientes-Anti-MUD¨ que son otra casta. Son esos sujetos que cual Giardia lamblia solo tienen vida porque ella-la MUD- existe. Dependen de ella para poder ¨ser¨... en su reducido círculo intestinal, se entiende. Que más se dedican a combatirla a ella que al gobierno que ¨dicen¨ rechazar. Son esos que la adjetivan profusamente y a ratos parecen competir a ver quien la insulta más grueso. Que se aplauden mutuamente entre sí como quien se da autobesitos en el espejo y se cree profuuuuundamente amado(¡ops!)

En el twitter espacio es particularmente notorio. Tanto así, que investigando sobre eso que llaman ¨dependencia¨ encontré esto que los retrata tan bien a ellos como personajes así como a su patológica relación con la MUD: Estas relaciones (de dependencia) se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro... Pese al malestar y al sufrimiento que la relación les cause se sienten incapaces de dejarla, siendo los intentos nulos o fútiles. Son frecuentes las distorsiones cognitivas como el autoengaño y la negación de información que le proporciona su entorno.

¡Vaya pues!

Claro, que hay profesionales en la materia y yo no soy ni pretendo ser uno de ellos. Pero leer todo y a todos, observar e hilar lo que pasa en mi país, es tarea en la que me aplico y como escribidora, comparto. Estos personajes anti-MUD y MUD-dependientes a un tiempo, tienen una desesperada necesidad de ser tomados en cuenta a costa de lo que sea. Pero la Realidad, esa impertinente inoportuna, les obliga a ver que, primero, la MUD existe pese a su odio, y segundo, que hagan lo que hagan y digan lo que digan, la MUD es sólo una ¨instancia¨, un ente que no pueden asir, cambiar de sitio o hacer desaparecer. Cuando eso ocurre, les entra como un ahogo irritado y como solución alternativa, ante la imposibilidad de convertir a ese ente que es la MUD en polvo cósmico, vierten su patología, aumentada e intensificada por la frustración, en las personas que, en sano ejercicio de su libertad, le expresan (¡mos!) apoyo a la MUD como espacio unitario. Nos convertimos así en la personificación y el blanco de su obsesión, de su insuficiencia... y de ahí en adelante, no conocen freno.

¿Son muchos? No. Más que muchos, son muy ruidosos. Les ha venido al pelo emparentarse con los ¨hater", esa nueva ¨especie¨ de internet que algunos llaman odiadores y otros aborrecedores. Uno de ellos lo expresa así: “No estamos de acuerdo con nadie¨, tanto que, ahora que los hater han aumentado en número, se odian entre sí¨.

Pues sí. Ese suele ser el destino al que lleva el camino del odio. Odiarse entre sí.

Ese es justamente el camino que no queremos transitar los que apoyamos la Unidad... esa que aun con sus errores, sigue siendo la opción deseada por la mayoría.

Para desengaño y frustración de los ¨Hater-MUD-Dependientes-Anti-MUD¨, resulta que su existencia ¨per se¨ es imposible. Dependen de que existamos la MUD y los que creemos en ella porque su vida somos nosotros. ¡Menuda ironía! ¿Entienden por qué decía que esta dependencia , aun sin nombre, se ubica en un balanceo precario entre lo malsano, lo lastimoso y lo ridículo?

Cada dardo de odio no hace otra cosa que confirmar que ¡oh desdicha suya! nos necesitan. Desesperadamente.

Que dependen de nosotros. Irremediablemente.

Pero más claro aun, que el calibre de sus insultos, refleja cuánto nos magnifican...

¡Vaya voltereta!

Cabría para ellos otra alternativa, pero es demasiado sana, un reto sólo para espíritus libres y valientes. No apta para guardias en condición de dependencia: que creen su propia instancia, perfecta según sus propios parámetros... y que se fajen a sumar seguidores... que ahí, justo ahí es donde está el detalle.

De resto, los de este ente inasible, suerte de Fuenteovejuna que es la MUD y los que la apoyamos, con darle ¨block¨ al odio tenemos.

Para fatalidad de los Hater-MUD-Dependientes-Anti-MUD ¨su destino se parece más al del Comendador porque, como en el pueblito cordobés de Lope de Vega, el espíritu unitario, no es sujeto de ¨block¨... ¿Quién detiene a Fuenteovejuna?


Las promesas del gobierno van en dirección equivocada, por @freddyspaz

Freddy Paz octubre de 2014

En los últimos quince años, las promesas del gobierno en materia de producción, abastecimiento, seguridad, calidad de vida, empleo, salud, alimentación, entre otras solo quedaron en una ilusión fallida, para el recuerdo de millones de venezolanos que se enfrentan a una realidad completamente alejada de aquellos sueños de igualdad y prosperidad ofrecidas por quienes han gobernado nuestro país en los años de la “revolución”.

La verdad, es que los venezolanos hemos sido acosados por una inseguridad que impacta negativamente en la opinión pública en un 72%; un desabastecimiento ó escasez que afecta al 74% de la población; un alto costo para la vida de los hombres y mujeres de ésta patria, estimada por opinión popular en un 36%; una tasa de desempleo que representa para el pueblo el 23% de los problemas que impactan la vida de los ciudadanos.

Las promesas del gobierno van en dirección equivocada. La situación general del País es mala, lo que nos permite señalar que la gestión de los rojos durante éstos quince años de bonanza petrolera, ha logrado llevar al País, a una crisis económica y política que hoy vivimos los venezolanos.

Las humillantes colas son para todo. Para comprar alimentos, medicinas, gas para cocinar, para surtir gasolina en Táchira y Zulia, etc. A esto le sumamos las constantes decisiones del alto gobierno, de someternos a diversos controles cada vez más rígidos, que atacan los problemas de forma, pero no llegan a la solución de fondo.

Donde quedaron las promesas de pleno empleo con un gobierno que desde el año 2002 ha efectuado cerca de 2000 intervenciones a la propiedad privada. (Empresas, estacionamientos, galpones, fincas, locales e inmuebles residenciales que fueron engordando la lista de expropiaciones del gobierno y creando desempleo y desolación, violando flagrantemente el Artículo 115 de la Constitución Nacional).

El costo de las intervenciones de los últimos años llega a 25,5 millardos de dólares, de los cuales el estado aún no ha honrado 12,5 millardos de dólares, 48% de la deuda. Solo basta con visitar algunas de las fincas expropiadas en 2010 en el Sur del lago de Maracaibo o cualquiera de las empresas que fueron expropiadas para constatar la triste realidad.

Como se puede hablar de soberanía alimentaria cuando en lo que va de año se han aprobado 2,9 millardos de dólares para la compra de un millón 281 mil 250 toneladas de alimentos por medio de importaciones provenientes de Argentina, Uruguay, Bolivia, Brasil, Ecuador, México, Nicaragua, Colombia, Nueva Zelanda, España, Italia, Canadá y Sudáfrica.

No puede haber prosperidad, ni progreso, ni empleo, acabando con la producción nacional e incentivando la economía portuaria que beneficia a unos poquitos enchufados.

Como hacemos los venezolanos que mensualmente debemos realizar el mercado familiar. Comprar medicamentos, pagar servicios, costear transporte, alimentación, educación, etc., con el precio de la Canasta Básica Familiar para el mes de agosto de 24.541,63 bolívares, es decir 5,8 salarios mínimos. Pero lo más triste es que los productos ni siquiera se consiguen por la escasez. Y cuando se logran conseguir, los altos costos impactan en la vida de los venezolanos. Según el CENDA, para el mes de mayo padecemos una escasez cercana al 30% en el rubro de alimentos. Otro tema, es el drama de la escasez de medicinas y material médico quirúrgico que ronda el 50%, según cifras oficiales.

Sin soluciones y resultados concretos hasta ahora, van 21 planes de seguridad en estos últimos 15 años. 13 Ministros han pasado por la cartera de Interior y Justicia, pero al menos 4.680 homicidios se registraron en Venezuela entre enero y abril de 2014, una cifra que proyectada a todo el año equivaldría a unas 14.040 muertes violentas, según un trabajo publicado por el diario El Universal en el mes de mayo del presente año.

Todo este sombrío panorama ha provocado una diáspora sin precedentes en Venezuela. Despedirse de familiares, amigos y seres queridos para buscar un mejor futuro, se ha convertido en una historia común en Venezuela. Se estima que un millón 600 mil venezolanos están ya fuera del país, de ellos, un 90 % son graduados universitarios, 40 % tiene maestrías y 12 % tiene doctorados, lamentablemente con el pasar de los meses, esos datos siguen aumentando. Miles de venezolanos en plena capacidad productiva, que ven frustrados sus sueños de progreso y estabilidad por falta de oportunidades, buscan en la emigración como el último de los recursos para obtener un nivel de vida que premie sus años de estudio y de esfuerzos.

Tenemos un país que vive bajo la sombra de los controles por parte del estado: Chips para racionar la gasolina, controles biométricos para comprar alimentos, multas por consumo eléctrico, control de divisas, etc. Donde quiera que se vislumbre una falla social producto de la ineficiencia gubernamental; se implementan más controles que lejos de promover soluciones, afectan más a los ciudadanos que desean oportunidades para el trabajo emprendedor.

Freddy Paz

Algunas innovaciones del Gobierno, por @lmesculpi

Luis Manuel Esculpí octubre de 2014

Este gobierno no se caracteriza por ser muy innovador en sus políticas, la planificación de la "economía centralizada", el empleo abusivo de todo tipo de controles, la sumisión de todos los poderes al Ejecutivo o a algunos de sus líderes, la fusión del partido dominante con las instituciones del Estado, el cercenar las libertades y la democracia fueron características esenciales de los regímenes fracasados de Europa del Este y más en general de los pertenecientes al llamado "socialismo real"; del cual subsisten los de Cuba y Corea del Norte.

Los del llamado "Siglo XXI" más recientemente han intentado proyectar una imagen de preservar las libertades y los fundamentos democráticos; entre otras razones, porque alcanzaron el poder mediante el voto y por la complejidades de la actual situación internacional. Sin embargo es ostensible el propósito de reducir cada vez más los espacios democráticos y acentuar sus rasgos autocráticos.

Hay que reconocer que existe un área donde además de las fórmulas tradicionales de amenazas y presión para censurar a los medios han sido verdaderamente creativos, cerraron el canal de TV de mayor audiencia y más de 40 emisoras de radio, promueven permanentemente la autocensura a todos los niveles. La llamada "red de medios públicos" no es otra cosa que un instrumento de la política comunicacional del PSUV. Sin embargo lo más "ingenioso" ha sido la compra de televisoras y prensa escrita de muy alta circulación, por cifras millonarias en dólares a través de figuras interpuestas, produciendo el hecho insólito que sus trabajadores desconocen la verdadera identidad de los nuevos propietarios.

Un elemento "novedoso" también lo constituye el intento de doblegar a medios independientes y críticos a través de monopolizar la distribución del papel, constituyendo un Complejo Editorial con el nombre Alfredo Maneiro, que de estar vivo seguramente rechazaría tal despropósito, atendiendo a su espíritu libertario. Primero fue El Impulso que aparentemente ha resuelto su situación por un tiempo, ahora es Tal Cual que ha anunciado tener disponibilidad de papel por un mes más, además del acoso judicial contra los directivos de este diario y en particular contra su Director, que tiene que someterse a un sistema de presentación semanal y a otras medidas como la prohibición de salida del país.

Afortunadamente este artículo no es de despedida, como inicialmente había pensado, lo que posibilita expresar nuestra solidaridad con Tal Cual y Teodoro, como comentaba un amigo pretender doblegar la voluntad su Director implica un total desconocimiento de quien ha concebido sus actos acordes con una concepción de la vida.

Hablando ya de otra innovación, pronto vamos a conocer, en una esfera fundamental para nuestra economía la llegada al país de un tanquero con petróleo importado desde Argelia, lo que constituye un acto verdaderamente histórico, sólo concebible en estos tiempos de desaguisados donde cualquier extravagancia puede ocurrir. Si uno pasa revista hoy a la problemática en cualquier instancia de la gestión gubernamental, necesariamente tiene que llegar a la conclusión de la necesidad de un cambio político, de un cambio de rumbo.

Luis Manuel Esculpí

@lmesculpi

martes, 21 de octubre de 2014

¿Cómo obtuvo Venezuela un puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU?, @carlosvilchezn


Por Carlos Vilchez Navamuel, 19/10/2014

Hace unos días vimos con asombro como Venezuela fue elegida en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) como miembro no permanente y por un período de dos años, sabemos que no tendrá poder de veto, pero sí participará en la toma de decisiones. Este país se presentó como el único candidato del grupo de Latinoamérica y el Caribe y recibió el apoyo de 181 países de los 193 que participan en la Asamblea General de las Naciones Unidas, incluyendo todos los países de nuestra región.

El periódico español, El País, informó el 16 de octubre pasado que “Venezuela ocupará a partir del 1 de enero de 2015 la silla que deja libre Argentina. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha convertido el ingreso de Venezuela como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU en un motivo de celebración nacional y en un homenaje a su padre político, Hugo Chávez. Apenas se conoció la noticia el gobernante venezolano convocó a una alocución nacional que empezó entre aplausos y vivas. “Somos una patria querida y admirada en el mundo y entero”, dijo el mandatario. Venezuela recibió el apoyo de 181 países y un solo voto en contra por once abstenciones”. http://internacional.elpais.com/internacional/2014/10/16/actualidad/1413476841_219689.html

Y nosotros nos preguntamos: ¿Cómo pueden “premiar” al gobierno de Venezuela, con este nombramiento, conociendo las denuncias que existen sobre las continuas violaciones a los derechos humanos? ¿Cómo es posible que Costa Rica votara a favor, cuando siempre ha sido una voz sonora en defensa de los derechos humanos? Y ¿Cómo obtuvo tal cantidad de votos especialmente de nuestra región? La verdad que esto no lo entendemos.

Una posible respuesta a esta última pregunta la encontramos en una noticia que publicó el periódico digital Maduradas titulada “LA CRUDA VERDAD! Diego Arria: Venezuela compró su asiento en el Consejo de Seguridad” entre otras cosas este periódico digital informó que “El exembajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Diego Arria aseguró a Café, CNN que “Los países de la región que apoyaron a Venezuela le dieron una puñalada a la democracia”. Y agregó: “(Esos países) promovieron un país como Venezuela que justamente representa todo lo contrario a los principios y el espíritu de las Naciones Unidas y que rechaza toda clase de resoluciones de las Naciones Unidas. O sea, están llevando un Estado forajido…”. Y ante la pregunta ¿Por qué cree usted que esos países están apoyando el ingreso de Venezuela? Arria contestó: “Aquí lo terrible es que Venezuela ha comprado su asiento, como casi es evidente, en el Consejo de Seguridad. La vía del petróleo ha sido uno de los instrumentos que le ha permitido a Venezuela comprar complicidades, indiferencias y acomodos”. http://www.maduradas.com/la-cruda-verdad-diego-arria-venezuela-compro-su-asiento-en-el-consejo-de-seguridad/#ixzz3GWQ3XKbq

Por su parte la embajadora de los EEUU ante la ONU, Samantha Power, dijo que “Lamentablemente, la conducta de Venezuela en la ONU ha ido en contra del espíritu de la Carta de la ONU y sus violaciones de los derechos humanos en su territorio están en conflicto con la letra de la Carta” y añadió “Estados Unidos seguirá exigiendo al Gobierno de Venezuela que respete las libertades fundamentales y los derechos humanos universales de su población”. http://www.coolchannel.tv/novedades.php?id=8544

Para el que esto escribe todo parece un disparate, en los últimos años el gobierno venezolano ha estado violando los derechos humanos, ha encarcelado a políticos, periodistas y jueces por solo pensar diferente, ha demostrado ser un gobierno corrupto e irresponsable, pero como bien dice Diego Arria “La vía del petróleo ha sido uno de los instrumentos que le han permitido comprar complicidades, indiferencias y acomodos” lo hemos visto en la OEA y ahora lamentablemente en la ONU, una organización que uno no comprende, mientras hace unas semanas le exigía al gobierno de Maduro la excarcelación de Leopoldo López, ahora aparece “premiándola”.


Carlos Vilchez Navamuel
http://www.carlosvilcheznavamuel.com
@carlosvilchezn

Cuentos de la Cripta (1/3): I. El Pagapeo, @cburgazzi


Por Christian Burgazzi, 20/10/2014

Todo comenzó cuando lo nombraron heredero de todo lo bueno, lo malo y lo feo que el Rey Rojo había dejado en la tierra de gracia perdida.

Al cabo de poco tiempo la herencia le resultó pesada.

Todo lo bueno se debía a su padre putativo (OJO, significa: “Que se tiene por padre, sin serlo”. Nada que ver con putas…). Y todo lo malo se le achacaba a él, aunque obviamente todo era parte integral de la herencia recibida. Activos y Pasivos, que llaman.

Pero los súbditos del Rey Rojo no lo creían así y la cosa comenzó a írsele de las manos rápidamente, al punto que su camaradas de la corte comenzaron a mirarlo de reojo, a verlo como un peligro para el futuro de todos.

Los más cercanos hasta ese momento, entre otros Endiosado Camello y Rodrigo Terro, alias “el Retuit” (o simplemente: RT, por sus “incursiones” online), empezaron a trazar planes, a medir fuerzas. Comenzaron las confabulaciones palaciegas; traiciones y venganzas; alianzas y rivalidades.

Un tufo, entre narcotizante y guerrillero, se podía oler en el rarefacto ambiente.

Hasta que la sangre comenzó a derramarse.

Sangre roja en demasía, como escenas de la película “Bastardos sin gloria”.

Los papagayos empezaron a enredarse, los espantos a salir.

Y los diablos sueltos.

Los preocupados hermanos de la isla “hermana” pusieron sus barbas a remojo e idearon una “solución familiar”: darle alojamiento vitalicio en sus playas de fantasía tropical al Pagapeo (sin balsa disponible), y colocar a un(a) heredero(a) directo(a) en su lugar.

Bastaba ver si los demás aspirantes acogerían esta medida extrema y transitoria (muy a su pesar), ya que dados los tristes tiempos que corren para las ambiciones “totalistas” fuera de la isla, dependería de la aprobación final del soberano subyugado.

Muchos temen el naufragio del Titanic rojo, prematuramente abandonado a su suerte por su comandante supremo.

Mientras el heredero grita inútilmente:

-“¡YO NO VOY A PAGAR ESE PEO!”-


Christian Burgazzi
@cburgazzi

Bondades del Modelo económico de Bolivia ¿Y VENEZUELA?, @jesusalexis2020


Por Econ. Jesús Alexis González, 20/10/2014

Más allá del enfoque ideológico,  la prosperidad económica a la luz del denominado Nuevo Modelo Económico, Social, Comunitario y Productivo (NMESCP)que combina lo económico y lo social el cual comenzó a instrumentarse en enero 2006,, se convirtió en la plataforma electoral que facilitó la reelección del Presidente boliviano para un tercer período (hasta 2020); bajo el impulso de un continuo crecimiento económico, que para 2014 se espera sea superior al 5% del PIB siendo la más alta de América del Sur, al tiempo que disminuyeron la deuda externa desde un 52% del PIB en 2006 a un 17% en 2014; hecho que fue posible habida cuenta de una disciplina fiscal, un estímulo a la iniciativa privada y una apertura de las inversiones extranjeras. Cabe preguntarse, ¿cuáles son los fundamentos de ese exitoso Modelo? Veamos.

Ante todo, es conveniente acotar que entienden los bolivianos por Modelo Económico: una forma de organizar la producción y la distribución, siendo por tanto la estructura de las relaciones sociales de producción que define cómo se generan  y se distribuyen los excedentes económicos en función a una distribución equitativa del ingreso en aras de eliminar gradualmente los problemas sociales. En lo especifico de las bases conceptuales que lo sustentan, señalan que con el NMESCP no pretenden ingresar directamente al cambio de modelo de producción capitalista, sino sentar las bases para la transición desde el sistema capitalista hacia el nuevo modelo de producción socialista en el cual gradualmente se irán resolviendo muchos problemas sociales y se consolidará la base económica para una adecuada distribución de los excedentes económicos; asumiendo que la estabilidad macroeconómica es el punto de partida y no la meta para generar el desarrollo económico, en concordancia con un Estado promotor de la economíacon la obligación de generar el crecimiento económico en todas las instancias del país, para lo cual   pone énfasis en la producción y en la generación de productos con valor añadido con la consecuente generación de excedente que destinan con prelación a la redistribución hacia los sectores excluidos, cumpliendo así con el papel de Estado redistribuidor del excedente,  que en simultaneo vigila y corrige las fallas del mercado.De igual modo, el NMESCP procura cambiar el patrón primario exportador por un proceso industrializador y generador de desarrollo productivo, para convertirse en un gran productor de energía y alimentos sin descuidar los otros sectores de la economía, en un ambiente que impulsa la demanda interna a la par de la demanda externa para lograr el crecimiento económico, induciendo la elevación de la capacidad de generar ahorro interno para la inversión reduciendo el endeudamiento externo y alcanzando un superávit fiscal.

Ahora bien, ¿cómo funciona el NMESCP? Identifica dos pilares: (1) el sector estratégico, que genera excedentes integrado por cuatro sectores: hidrocarburos, minería, electricidad y recursos ambientales; y (2) el sector generador de ingresos y empleo, conformado por la industria manufacturera, turismo, vivienda y desarrollo agropecuario. En tal enfoque, el Estado es el redistribuidor transfiriendo los recursos de los sectores excedentarios a los generadores de empleo e ingreso; procurando liberar a Bolivia de la dependencia de la exportación de materias primas para abandonar el modelo primario exportador y construir un país industrializado y productivo.. En resumen, con el NMESCP se pretende un escenario donde, entre otros aspectos, se preserve la estabilidad macroeconómica como patrimonio social e impulsar el desarrollo económico, con la activa participación del Estado en la economía en un rol de promotor de la economía plural, de redistribuidor del ingreso en función de la inclusión social e interviniendo para corregir las fallas del mercado; todo ello sustentado en un patrón de desarrollo industrializador y productivo generador de empleo que haga factible un crecimiento en función de la interna y externa, generando recursos domésticos para la inversión, menor endeudamiento y superávit fiscal.

Nos resulta pertinente, mostrar unas cifras comparativas de ciertos indicadores económicos Bolivia-Venezuela, a los efectos de visualizar las contradicciones de crecimiento entre dos países que se califican de “antimperialistas” y “anticapitalistas” que de igual manera participan en el ALBA y Mercosur; veamos;


Es de señalar, que los problemas que se presentaban en la llamada “IV Republica” hoy han rebrotado con mayor intensidad en el proceso revolucionario que se adelanta en la “V República”, incluido la profundización del rentismo; situación validada por muchas y variadas alarmas predictivas dentro de las cuales destacan que en 2014 estamos importando más del 82% de lo que consumimos, nos hemos convertido en importadores de petróleo, se ha reducido la capacidad productiva nacional, mantenemos un permanente déficit fiscal; con una pérdida de motivación sobre nuestro futuro económico. Concluimos emulando una expresión boliviana: para superar nuestra vulnerabilidad, se hace necesario definir un modelo económico para Venezuela, formulado por venezolanos.


Econ. Jesús Alexis González
@jesusalexis2020

El innombrable enemigo del Quijote, por @CarlosRaulHer

CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ domingo 19 de octubre de 2014

Las semidictaduras o semidemocracias, son autoritarismos de tipo específico, con origen electoral, surgidos en la posmodernidad, distintos a las dictaduras tradicionales o declaradas y un reto a la inteligencia política. Evo Morales apeló a una reelección inconstitucional porque la no-Constitución y el Poder Judicial están en sus manos, gracias a la "constituyente". Primer grado de dificultad. Pero además de eso con una dirección opositora de lo más incompetente que se conoce, incapaz de unirse y constantemente equivocada casi en todo, pierde el favor popular por paliza. Segundo grado de dificultad. El autoritarismo híbrido mantiene determinados elementos democráticos que presenta ante la comunidad internacional para no ponérsela tan difícil a sus socios en el contexto de la globalización de los Derechos Humanos.

La práctica indica que la esencia, la piedra angular de la lucha dentro de tales entornos semidictatoriales se orienta a impedir que barran esos elementos democráticos adulterados y culminen así la cubanización. Buscar el poder en un régimen de libertad, es una actividad normal bajo el Estado de Derecho, como Venezuela en largas décadas. La democracia suele ser gris, poco épica, mediocre, y con frecuencia políticos, empresarios, figuras de opinión pública, intelectuales, asqueados por los defectos de la realidad, montan Rocinante en pos de emociones y hombres fuertes. Luego se viven dramáticamente el dolor y la oscuridad del autoritarismo y la lucha contra él. En su época las dictaduras tradicionales las enfrentaron hombres y mujeres valientes dispuestos al sacrificio como conoce la larga historia de violencia institucional en Latinoamérica.

El noveno círculo

Pero el último círculo del infierno es el poder totalitario, extremo monstruoso, la peor pesadilla (maoísmo, nacionalsocialismo o stalinismo) que pervive en Cuba y Norcorea, y quienes lo confrontan pertenecen a un nivel de semidioses, héroes prometeicos. Las dictaduras tradicionales tenían resquicios porque coexistían con poderes externos e internos (Iglesia, empresarios, embajadas), pero la particularidad del totalitarismo es que se declara enemigo a destrucción de todo lo que explícitamente no sea cómplice. En el plano interno es el terrorismo de Estado. Los disidentes chinos desafiaban a Mao que los hacía enterrar vivos y asar también vivos en hornos de panadería. La dinastía norcoreana mantiene 500 mil presos en calabozos de 2 por 2. La amplia literatura sobre el heroísmo antitotalitario, Solzhenitsyn, Siniavsky, Liu Chiabo, Grossman, Ju Jie, Fucik, Havel, narra el heroísmo sin esperanza de personalidades sobrehumanas que morían para dejar su testimonio de que el Hombre existe.

Cuenta Nien Cheng en Vivir y morir en Shangai que estuvo seis años y medio torturada en una ergástula maoísta llena de ratas y cuando la declararon inocente, exigió para salir que el gobierno le diera disculpas públicas. La sacaron por las greñas. Las Damas de Blanco se la juegan por elementales derechos, comenzando la vida, contra la tortura o por condiciones carcelarias simplemente humanas. Pero en las semidemocracias posmo, terrenos pantanosos, sinuosos, arteros, los políticos que arriesgan su vida familiar, su tranquilidad deben aprender a luchar, sobrevivir y no inmolarse, al tiempo que conquistar y profundizar la presencia en cuerpos representativos, poner el pie en la puerta para que el totalitarismo no pueda terminar de cerrarla. Ir al Congreso, a los organismos electorales y judiciales, las alcaldías y demás instancias de participación precaria, en desigualdad de condiciones y ventajismo.

Aprendices de brujo

La ingenuidad denigra los que combaten peligrosamente en ese terreno minado, con la infantil idea de que no debe actuarse a menos que existan condiciones justas, estilo Noruega, en una situación que se combate precisamente por aberrante. Esos "críticos" tienen mucha responsabilidad de que tales esquemas se estabilicen, cuando dejan de votar o desacreditan a quienes dan la cara. Una pifia dramática cometida en la lucha reciente y que se pagará por demasiado tiempo, fue dejar el terreno libre en 2005. Con partidos destruidos, figuras de medios y poderes fácticos fungían como líderes y forzaron el retiro de la Asamblea Nacional, exactamente lo que necesitaban para adulterar todo el sistema legal.

Todavía hoy es difícil recuperarse de las gaffes de los aprendices de brujo, que impertérritos aún meten sus narices. Francis Fukuyama analizaba en un reciente trabajo el grave error de emprender acciones de masas que desgastan los movimientos disidentes y pueden ayudar los planes contrarios.

Ahora de nuevo por ingenuidad algunos sectores reaccionan contra los líderes por la participación en el quebradizo juego institucional, denigran de quienes se arriesgan, y así abonan la voluntad de poder total. Al re- vés de lo que piensan algunos, el va- lor de cada representante electo crece mientras más abusivas y sucias sean las circunstancias. Lamentablemente en vez de la necesaria concentración en las elecciones de 2015, hay que seguir discutiendo insensateces, que parecen obra de aquel caótico enemigo de Don Quijote, el gigante Caraculiambro.


CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ
@CarlosRaulHer

Taller literario por @Barreratyszka

ALBERTO BARRERA TYSZKA 19 DE OCTUBRE 2014

Estimado Nico:

He seguido con atención tus últimos ejercicios narrativos y, si me lo permites, quisiera hacerte algunos comentarios. Déjame comenzar diciendo que has elegido un género muy difícil. La llamada novela negra es una disciplina muy exigente. Hay quien, ingenuamente, piensa que lo único que hace falta para armar un relato policial es un buen crimen. No es cierto. No es tan sencillo. Contar un crimen también es un arte.

Raymond Chandler es un ícono fundacional de la larga tradición de la literatura que mezcla enigmas y delitos. Inventó a Philip Marlowe, uno de los duros más exitosos de la ficción norteamericana. Chandler también fue guionista en Hollywood y era conocido, además, por su mala leche y su alcoholismo. En 1949, trató de darle forma a su experiencia y redactó unas breves reflexiones sobre la escritura de “novelas de misterio”. Ya que andamos en esto, Nico, quizás convenga revisar los consejos de un maestro.

Lo primero que recomienda Chandler es proponer “situaciones creíbles, tanto en la situación inicial como en el desenlace”. Asegura que hay que “presentar acciones plausibles, de gente plausible, en circunstancias plausibles”. Es un punto aparentemente muy sencillo pero pertinente. Lo digo pensando en tu última entrega, en el relato que nos ofreciste esta semana. He regresado varias veces a tu evidencia esencial: el testimonio de Edwin Torres. Me temo que resulta débil, poco creíble. El escolta parece referirse a la propuesta de homicidio como si lo hubieran invitado a ver un juego de beisbol. Y, luego, su “confesión del crimen” se reduce a una fórmula peculiar: “Con la insistencia, caí en la tentación”. Después de escucharlo, no se multiplican las certezas sino las dudas.

Tampoco es muy plausible tu explicación de los hechos. Sobran asesinos. Ninguno, además, parece actuar con la experticia de un profesional. Hay demasiada gente entrando y saliendo delante de las cámaras, como si el lugar del crimen fuera una pasarela. Todo el argumento de la banda de paracos, convenientemente coordinados por alguien apodado “el Colombiano”, pagados desde el exterior por los enemigos de la patria tampoco resulta demasiado verosímil. Chandler afirma que un buen relato policial “debe ser realista en cuanto a la caracterización, la ambientación y la atmósfera. Debe describir personas reales en un mundo real”. Tal vez ese sea el problema. En tu cuento, Nico, siempre hay un instante en el que todo se evapora, en el que el misterio se resuelve con una palabra: Uribe, por ejemplo. Derecha, otro ejemplo.

Lo mismo pasa con el caso de Otaiza. Tú lo has dicho: todavía estás esperando que “aparezca” algo que justifique tu relato. ¿Y el giro narrativo de venir a contar que hace poco intentaron asesinar a Diosdado Cabello? Parece un poema de Isaías Rodríguez. ¿Quién puede creer que Cabello vocifere contra Berrizbeitia pero se quede calladito frente a un intento de homicidio? Falta lógica, Nico. Falta coherencia, falta sentido común.

Quizás tu punto de partida, escrito en mayúsculas el mismo día del crimen, sea muy grandilocuente, muy epopéyico. Tú dices que el móvil del asesinato era “desestabilizar al país”. Fíjate lo que dice el viejo Chandler: “Cuanto más exagerada sea la premisa básica, más literal y estricto debe ser el desarrollo de los hechos que se derivan de ella”. Eso es lo que falta, Nico. “La novela de misterio debe ser aceptablemente honrada con el lector”, asegura Chandler. Y agrega que la honradez consiste en mostrar todas las pistas y no distorsionarlas con falsos énfasis, no ofrecer finales tramposos que no convencen a nadie. Contar un crimen es un arte. Si hubieras invitado a esa rueda de prensa a los periodistas de sucesos, quizás todos habríamos seguido el relato con más atención. Pero tú ahí, echando el cuento solito, no nos convences. No nos atrapas. Nos ponemos a pensar en otra cosa.

Por cierto, Nico, ¿qué te parece lo que está pasando con los precios del petróleo?